noviembre 07, 2006

Concursos de belleza.

ODIO los concursos de belleza. Los encuentro estúpidos, machistas, banales, y que sacan a relucir lo peor que tenemos las mujeres: la envidia. ¿Se han fijado cuando están a punto de nombrar a la "ganadora" y están todas tomadas de la mano y cuando dicen el nombre de la sita, o miss, todas la abrazan suuuuuuuper contentas? Eso, es falso. Las otras la ODIAN. Y no es que yo haya participado en algún concurso de belleza, lo digo porque se les nota en la cara.

Creo que lo que más me molesta no es la estupidez de lo que ellos definen como "belleza", porque puta que es subjetivo ese adjetivo, sino el machismo. A veces veo en el Animal Planet los concursos de perros, y ven como caminan, cuanto miden desde el cuello hasta nose donde, dan una vuelta con sus amos por un escenario, los peinan mientras esperan... lo mismo. Los concursos para decidir qué perro es más bonito o el mejor de su raza tampoco me gustan, pero si cambiamos a los perritos, que no tienen culpa de sus amos tarados que les ponen rulos, y ponemos a las "misses" es casi lo mismo. Veamos, el jurado un grupo de notables en el tema, que, sin contar a los gays, lo único que les importa es mirarle el escote y el poto. ¿A quién le importa lo que piensan? Claro, su ídolo, el Papa, y para de contar, porque cuando una puro se preocupa de lo de afuera, ni cagando sabe que es el IVA o si ya se promulgó la ley de divorcio. Estas minas dejan que les digan que tienen que bajar de peso, se operan la nariz, se sacan rollos, no comen nada, están todo el día haciendo ejercicio, mirando a la otra...uf. ¿Como no se dan cuenta que son parte de un circo, donde los únicos que salen ganando son los auspiciadores, y los hombres que las miran por donde quieren en traje de baño, traje de noche, traje típico, bailando alguna música de moda...

A mi me gusta verme bonita, practico hidrogimnasia y natación, trato de no irme al chancho con las comidas, voy a la peluquería. Pero no por eso voy a estar de acuerdo en que un grupo de pelotudos me diga que sino mido arriba de 1.70 y tengo talla 36, soy fea, o para suavizarlo, no seré miss nada.

chiquillas, tarde o temprano se les va a caer la papada, las líneas de expresión serán arrugas, el pelo finalmente será blanco. Claro, recurramos al cirujano plástico, pero una vez yo vi en un mall, de esos que quedan bien arriba, una señora de como 70 años que apenas caminaba, muy bien vestida, pelo lleno de laca de peluquería, pero tenía la cara más estirada que la mía, sin contar el botox labial... Me daba pena, porque aparte de caminar toda patuleca, me imagino que ni cagando se acepta a si misma, y que se mira al espejo y... de verdad me dio pena, como me dan pena estas lolas que acepten que les digan que es ser bonita y que saliste segunda porque estuviste a punto de ser bonita pero no tanto, cuando, insisto, la belleza es algo integral, de adentro para afuera. ¿Vieron la película en que el lolo miraba a la Gwyneth Patrol tal como es pero ella por fuera era obesa? A eso me refiero.

Pero cuando una encuentra a un hombre que de verdad la ama...

LA REINA

Yo te he nombrado reina.
Hay más altas que tú, más altas.
Hay más puras que tú, más puras.
Hay más bellas que tú, hay más bellas.

Pero tú eres la reina.

Cuando vas por las calles
nadie te reconoce.
Nadie ve tu corona de cristal, nadie mira
la alfombra de oro rojo
que pisas por donde pasas,
la alfombra que no existe.

Y cuando asomas
suenan todos los ríos
en mi cuerpo, sacuden
el cielo las campanas,
y un himno llena el mundo.

Sólo tú y yo,
sólo tú y yo, amor mío,
lo escuchamos.

¿Ven que Neruda es más de lo que uno cree?

febrero 26, 2006

Cuando digo que me encuentren en mi perfil...

...me refiero a que visiten mi nuevoblog.

Eso poh.

Jamás podré dejar de escribir.

febrero 22, 2006

febrero 19, 2006

Se me acabó el ímpetu, Licenciado.

DESPEDIDA (Jorge Teillier)


Me despido de mi mano
que pudo mostrar el paso del rayo
o la quietud de las piedras
bajo las nieves de antaño.

Para que vuelvan a ser bosques y arenas
me despido del papel blanco y de la tinta azul
de donde surgían los ríos perezosos,
cerdos en las calles, molinos vacíos.


Me despido de los amigos
en quienes más he confiado:
los conejos y las polillas,
las nubes harapientas del verano,
mi sombra que solía hablarme en voz baja.

Me despido de las Virtudes y de las Gracias del planeta:
Los fracasados, las cajas de música,
los murciélagos que al atardecer se deshojan
de los bosques de casas de madera.

Me despido de los amigos silenciosos
a los que sólo les importa saber
dónde se puede beber algo de vino,
y para los cuales todos los días
no son sino un pretexto
para entonar canciones pasadas de moda.

Me despido de una muchacha
que sin preguntarme si la amaba o no la amaba
caminó conmigo y se acostó conmigo
cualquiera tarde de esas que se llenan
de humaredas de hojas quemándose en las acequias.

Me despido de una muchacha
cuyo rostro suelo ver en sueños
iluminado por la triste mirada
de trenes que parten bajo la lluvia.

Me despido de la memoria
y me despido de la nostalgia
-la sal y el agua
de mis días sin objeto -

y me despido de estos poemas:
palabras, palabras -un poco de aire
movido por los labios- palabras
para ocultar quizás lo único verdadero:
que respiramos y dejamos de respirar.

febrero 16, 2006

No soy machista. Me carga la estupidez, que no es lo mesmo.

Yapoh, con esto me enojo. A raíz de leer a the drumer y visitar a una amiga media gila que tengo, pero de puro insegura, me acordé de la estupidez humana del machismo. De las mujeres que lo siguen sembrando.

Lamentablemente, son las mujeres las que promueven el machismo. Con gueas súper banales para algunos (y me dicen que soy exagerada), pero yo creo que hilando fino es fácil darse cuenta. Por ejemplo un mail que anda dando vueltas sobre cómo van a cambiar las cosas cuando Bachelet sea Presidente, y gueas así como que el plan Auge va a incluir estiradas y la canción nacional será una de Miguel Bosé y cosas por el estilo. ¿Por qué lo encuentro machista? Aaaaaaah, porque losotras, las lolas, no vivimos en la peluquería y escuchando la FMDos y esperando que nos regalen peluches y que nuestro hombre nos cuide.

Me cuesta explicar la idea (aparte que repoca gente me entiende los post, no cacho porqué) pero me molesta cuando las propias mujeres hablan de ellas mismas como si se preocuparan de ir a la peluquería, el gimnasio, pintarse la cara o las uñas. No es malo, pero hacerlo por el lolo y no por una es como el poto.

Puta la guea difícil de explicar. Les contaré de mi amiga gila pero de pura insegura. Esta loca se compró un depto y trabaja rebien, en una pulenta empresa. Vive con su pololo de toda la vida y lo ha pillado en mil gueas con minas. Y mi amiga gila pero de pura insegura, no le dice na' al pololoconvivientebarsúo, sino que averigua TODOS los datos de las minas y les hace unos escándalos que yo me moriría. Mientras me lo contaba, yo le pregunté si no había pensado que su pololoconvivientebarsúo era el culpable. Y me respondió: si yo cacho que mi posición es machista. ¡Plop! como diría Pepo.

Yo no quiero ser igual a los hombres, ni cagando. No pueden hacer dos cosas a la vez, no pueden hacer el amor toda la noche sin descansar, si demuestran el cariño son tachados de gays y por último me encanta ser mujer. Pero no me encasillen (y me da más rabia que la chucha) cuando me dicen, antes de que yo hable: típicas gueas de mina. Chucha, a mucha honra de ser mujer, pero no igual a nadie. Como todos nomás.

Y eso poh. Las minas que sirven a sus parejas y corren a atenderlo y se compran gueas pa' callao y no le cuentan donde andan y se esfuerzan en una relación porque es lo que se espera en vez de buscar su propia felicidad, o las que se sienten putas cuando salen a gueviar con las amigas y todos los giles que se aprovechan de la inseguridad de esas minas, como mi amiga gila pero de pura insegura, porque les gusta a ellos nomás decir garabatos y tomar pirsen y salir a gueviar.

Váyanse a la chucha.

¿Vieron que me enojo?

Yao.

Mi mamita y yo.


Esta foto la tomó la sita pitufina el sábado en la mañana. Ella es mi madre.
Yo no soy teñía, lo que pasa es que mi papito era rubio.

Gracias por los llamados y preocupaciones por mi resfrío, pero ya estoy
de vuelta en la pega.

Y gracias de nuevo por la compañía de ayer, en ese momento no podía
estar sola. Sobre todo lo otro, ya sabes que mi corazón tiene dueño.

Yao.

febrero 15, 2006

Y nos juimos en el Pitufomóvil...

Les voy a contar nuestra aventura del finde: lopasamoschanchoylosreimoscaleta.
Eso.

Nooooooo, broma.

Los juimos con la sita pitufina, que tiene auto, cerca de las once de la noche, porque la reina tenía que salir de su trabajo que la hace más conciente. En el camino llamé al licenciado para avisarle que llegaba muy tarde y que para otra vez será. (Seguiremos conectados, para que me invites al matrimonio con tu hermana).

Entramos por Valparaíso pa’ que la sita pitufina lo cachara de noche, porque hacía bastante tiempo que no iba. En este punto debo detenerme, porque les haré una confesión: provengo de una familia de millonarios. ¿Qué tiene que ver mi cuna con la historia? Es que somos propietarios de un gran departamento en Con Cón, con una hermosa vista al mar. Asi es que llegamos re tarde porque de Valpo a Con Cón igual es relejos.

Yapoh, los pusimos a dormir en las grandes habitaciones que tenemos en aquél lugar. El sábado amaneció nublado, pero hermoso, y partimos a Valpo a "hacer fotos", como dicen los fotógrafos. Yo cacho que es porque ellos crean arte con las fotos, mientras una dice: "sacar fotos". ¿Es así o no?

Mientras caminábamos por las calles antiguas y hermosas y maravillosas y mágicas de Valparaíso, mirábamos a lo alto pa’ cachar los edificios. En eso estábamos, cuando la reina, tan perpicaz ella, cachó que espaiderman no podría trabajar en el puerto. ¿Han cachado la cantidad de cables que hay?

Con la garganta seca llegamos al mítico J. Cruz. Pitufina pidió la carta y la lola le dijo: aquí vendemos chorrilladas, bebidas, cerveza y vino. No me acuerdo mucho de mucho, pero los reimos llorando, literalmente.

En el supermercado compramos pirsen y bebia y ron y papas fritas y nos fuimos a Con Cón a chupar en nuestra gran terraza. La reina se retiró temprano a sus aposentos y con las risas y el ruido del mar no escuché el teléfono donde el ubicadito del Galo me llamó a las 3 de la madrugada. ¿Crei que es gustok la guea? Ya, estamos en la carpa verde al lado del cerro, chaaaaaaaaaaa…

El domingo conversamos y conversamos y llegó nuestro primo Mikael Brayan Canifrú (uno no escoge a los parientes, pero en fin). A pesar de ser medio agilao, el Mikael sabe de política y conversamos un rato en nuestra gran y majestuosa terraza. Le pedí un ministerio si era Presidente de la República, y me dijo que tenía el perfecto para mí: el Mififa: ministerio de fiestas y farras.

Los juimos retarde, y que lata que no hayan más testigos, porque al lado de pitufina reclamando sus derechos no tengo nada de furiosa. Ocurre que el loquito que cuida los autos en Cochoa sacó del parabrisas el tiquet y estaba escrito a mano la hora de llegada. La sita pitufina lo mandó a la chucha, y llamó al teléfono que sale en los tiquet, un 800 algo debe ser. La guea es que les reclamó porque no era nuestra culpa que el lolo tuviera la impresora mala. Asi que los juimos sin pagar.


Ya poh, esa es la historia del finde.


Casi todo es inventado y la mayoría es verdad.


Sobre mi úrtimo post: pa’ variar no me entendieron. Pero gueno, los que saben leer entre líneas, les agradezco sus palabras.


Yao los beimos.

febrero 14, 2006

Hoy soy miembro del Club de los Corazones Solitarios. (Jorge Teillier).

Tengo miedo. La tarde es gris y la tristeza
del cielo se abre como una boca de muerto.
Tiene mi corazón un llanto de princesa
olvidada en el fondo de un palacio desierto.

No sé si odio más el miedo o la muerte. Y a medida que pasa el tiempo me pongo más a la defensiva y uso como nunca mi cabeza para tomar decisiones en que los sentimientos tienen más que ver.

Amor. A eso me refiero.

Yo paseo con calma, con ojos, con zapatos,
con furia, con olvido,
paso, cruzo oficinas y tiendas de ortopedia,
y patios donde hay ropas colgadas de un alambre:
calzoncillos, toallas y camisas que lloran
lentas lágrimas sucias.

Sipoh, estoy cansada. Estoy cansada de sentir miedo y quedarme quieta porque estoy todo el rato pensando. Es como si bajara una escalera midiendo cada paso. Luego vuelvo a mirar lo que he avanzado y si todo va bien.

Por eso cuando salgo nadie se me acerca. Los jotes me enferman y prefiero estar entre amigas que perdiendo el tiempo con un hombre que será igual a otro. Quiero ganar tiempo con el hombre único para mí. Claro que estoy más grande y los desamores harto me han enseñado. Por eso. Por eso estoy sola y tengo miedo.

Lo que he hecho es tomar todas las decepciones y me hice un escudo. Después la doctora me pegó un coscorrón y caché que tenía que sacar enseñanzas. Y como soy porfiada, no lo hago.

Sorry por el post tan refome, pero estoy con licencia en casa enferma y me pongo a leer poesía y me pongo a pensar y eso. Al principio pensaba escribir sobre los gilesquelecomprantodoal mercadoy seamarganporgueas (Cupido no existe!) pero después lo pensé mejor y decidí hablar sobre el amor.

Tenía mi vida armadita. Trabajo, el estudio en marzo, carrete. Pero ahora se me movió el piso y me quedó la cagá.

En un principio no te vi; no supe
que ibas andando conmigo,
hasta que tus raíces
horadaron mi pecho.


Agradecimientos a Neruda y Teillier por prestarme sus versos.

Eso nomás. Tengo fiebre.

febrero 13, 2006

A pesar de todo...

...todas las mañanas me levanto feliz...

Puta que soy contradictoria! (a mucha honra).

Yao.

Hoy no estoy.

Mañana nosé.

febrero 10, 2006

Tengo la mecha corta.

Así dicen.

Estoy cachando que es verdad porque por algo soy Furiosa: la furia es mi motor, y también del resto de los gueones, porque a veces se asustan y me resulta todo más rápido.

Resulta que hoy fui al banco a cobrar un cheque. Jui temprano porque es viernes y la cacha de la espada. A medida que me acerco a la caja, cuatro personas estaban esperando algo. Paso el cheque y mi carné y me dice la cajera: tiene que esperar porque la firma no está autorizada. Me dio tantaaaaaaaa rabia, llamé a la súper empresa donde presté mis excelentes servicios profesionales en mi pasado reciente antes de ser contratada, y les dije que si acaso no eran una firma seria y toda la custión. Me dijeron que estaban solucionando el problema y les dejé mi celular. Yapoh, los otros loquitos eran de la misma empresa y nos pusimos a hablar. Yo pensé entremimisma: en cinco minutos vuelvo a llamar. Una de las lolas me dijo que siempre ocurría y que no me preocupara, que para que me “iba a enfermedad de la salud”. Me hice la gila con eso de enfermarse de la salud. Llamé a los cinco minutos, y me dieron con la loca de contabilidad que reemplaza a la real loca de la contabilidad que está de vacaciones. Y pa’ cagarla me dice: por favor tranquilízate. Ya con eso estamos mal. Yo no estaba enojada realmente, sólo que mi tono de voz es fuerte y hablo media achorá cuando estoy molesta, pero en forma educada. Asi que por tontorrona le dije que no estaba molesta, que yo pensaba que eran una firma seria y me dijo: acércate a la cajera que ya está solucionado.

En el camino de vuelta me venía riendo sola de eso de “enfermarme de la salú”, y de lo fácil que brota mi rabia. Es que me carga que me hagan gila y que el resto espere con cara de perdón si mal que mal son nuestros sueldos y la plata es de losotros.

A los interesados por la salú de la reina: dice que son todos unos chuecos porque nadie la ha ido a ver y dejado suculentas propinas.

La frase “no quiero estar cansado solo...” es de mi poeta favorito, no mía. (Que mas quisiera que escribir tan espectacular).

Y este finde me voy a la yapla, asi que no escribiré hasta el lunes. Pero no tengan pena, que les voy a contar las aventuras de las yeguas blogeras en Con Cón. (Y el Galo, por supoto).

Yao, los beimos on Monday.

febrero 09, 2006

Sólo porque te lo prometí.

Sabes como es la cosa. Y como no es. “No quiero estar cansado solo; quiero que te canses conmigo”.

Y siguiendo con la tónica, “Yo ya te quería de antes. Ayer fue solo una confirmación” lo llevo grabado con cruces de fuego.

Que fome todo.

Me pregunto porqué no te conocí antes, hace unos cuantos años atrás. Sé que te preguntas lo mismo.

Y eso pues.

Lo demás ya lo sabes.

Mi tipo de hombre:

Todos.

Jajajaja, no es así.

Esta reflexión nace despues de leer al mijitoricosuerteparalosgays, que tocó el tema en su último post. (A menos que haya vuelto a postear y yo no tenga idea).

Para mí es complicado cuando me preguntan qué tipo de hombre me gusta. Me cuesta separar lo de ajuera con lo de aentro. Si tuviera que decidirme por un tipo físico, me atraen mucho los altos y delgados. Pero mi ec husband era casi de mi tamaño. Cosas de la vida.

Buen ejemplo. Mi ec marido. Cero tipo físico mío, pero de alguna manera su forma de ser me gustó. Lástima que no resultara. Na’ que ver, que bueno que no resultara.

Como casi todo en mi vida, me es más fácil decir lo que no me gusta. Me cargan los tipos que usan autos tipo futbolista (asi que no se vea pobreza); gordos (no tanto por estética, sino por lo lentos que son); los tontorrones (los que para MI lo son) y eso. Se me olvidaba: los inseguros. No porque yo lea taaaaaaaanto y sea súpermega intelectual me tienen que decir que leen, como pa’ no defraudar. Prefiero que me digan: no leo nada, o: no me gusta leer, no me gusta la política, etc.

Lo que pasa es que creo en la química. Eso es lo más importante. Porque encuentro atractivo a taaaaaaaaaaaaantoooooooooooos hombres. A saber: los de tipo palestinoárabe (te pusiste contento!!!!), los altos, los que tienen pinta de rockeros, y los que me gustan porque sí.

Puta que soy enredá. Para que se pongan en la fila: número uno always es la conversa. Sino fluye, tamos malena. Lotro: me carga que se asusten por mi forma de ser, donde hablo retanto y con garabatos. No soy señorita, pero sé comportarme. Creo. Tampoco gueones machistas y sus chistes de mal gusto, como ese de la cocina y el espacio de la mujer. No me gusta cocinar, ni planchar ni levantarme temprano. Porque me gusta salir a pasarlo bien y por todo esto estoy sola, ¿no es cierto?

Yao, y no es carteleo. Mentira, sí es. ¿O no?

febrero 08, 2006

Mi mejor amiga: mi hermana.



Estoy convencida que es una gran suerte que mi mejor amiga sea mi hermana. Sobre todo por el hecho de ser mujer; entre nosotras no hay envidia.

Cuando la reina nació yo tenía 6 años. Y como estaba el Abogado Canifrú, a mi no me dio ni celos ni nada.

Lo malo vino cuando ella era una niña mimada y yo toda una adolescente sin causa ni motivo de rebeldía. Súmenle que compartíamos pieza. ¡Guácatela! Recuerdo haber llegado a nuestra pieza y la reina jugando con su amiga al doctor, acostada la enferma en MI CAMA. O si jugaban a la peluquería y quepeinadolegustaseñora, eran mi cepillo y mis aros los que usaban.

Fui jefa de mi hermana en los scouts. Y en ese camino nos fuimos haciendo íntimas.

Después quedó embarazada. Los que tienen sobrinos saben de lo que hablo.

Cuando se casó (porque la reina también es separá) se fue para Viña del Mar. Y cuando yo llegaba del trabajo a la casa vacía, lloraba y lloraba, de tanto extrañarlas (mi sister y la Vale).

El siguiente paso en nuestra amistadhermandad es el peor de todos: cuando me bajé del avión. Ella fue la que me dijo de que se había muerto el papi lucho, y la que ocupó mi lugar en esos terribles días.

Ahora la patúa vive conmigo. Por el traajo. Y yo la veo con cara de cansada y angustiada por la culpa que cargan las madres en esta sociedad machista. Pero como yo vengo un poco más de vuelta, la animo (cuando estoy o si no estoy durmiendo) y la loca, a pesar de tooodooo, le pone el hombro y estoy segura que le va ir la raja.

Con el Abogado Canifrú tenemos otro tipo de relación. Cercana de todas formas, yo sé que siempre está si lo necesito. Pero mi mejor amiga es mi hermana. Y a los dos los amo con toda mi alma.

Yao nos vemos.

febrero 07, 2006

No tengo respuestas. Sólo preguntas.

¿Y si nunca me enamoro de verdad?
¿Y si ser esta nueva persona me sirve para nada?
¿De verdad valió la pena todo el sufrimiento o me convenzo sola que "todo pasa por algo"?
¿Por qué me casé y ahora ni lo recuerdo?
¿Cuál es el cielo de los suicidas?
¿Por qué mi madre y mis hermanos sufren aún?
¿Fue bueno ser la del medio porque de niña fui como soy?
¿Por eso ahora nadie se atreve conmigo?
¿Ser bonita es realmente tan bueno?
¿Qué hubiese sido de esta tonta si no le gustara leer de chica, me preguntaba mi perro con la lengua afuera?
¿Por qué tengo que usar tacos y cartera si lo único que quiero es vivir tranquila?
¿Por qué no puedo liberarme de mi misma y mandar todo a la cresta de una vez?
¿Pa' que rechucha leo el diario si no tengo con quien conversar de política?
¿Por qué tengo que ver perros flacos en las calles con una humildad que me duele?
¿Y qué me dicen de esas hijas de puta que están con sus hijos a la salida del metro pidiéndo monedas?
¿Y qué opinan de la hija de perrochet, que no sabe que los que van a sufrir son sus hijos, por llevar ese apellido de ladrón y asesino?
¿Qué sería de mí sin mi buen humor? ¿Me hubiera muerto ya?
¿Cómo aguanto de no mandar a la chucha a la gente gueona?
¿Cómo hago que el cobarde me devuelva mis diarios de vida?
¿No se dará cuenta que él queda como patético al leer mis más íntimos secretos?
¿Cuándo se hará el examen de autoconciencia, cuándo me dará la cara, cuándo entenderá que no quiero su puto dinero, sino que no lo quiero y me da lo mismo?
¿Algún día dejaré de preguntarme tanta gueá?
Quiero morirme de vieja, con el pelo largo y canoso, en mi biblioteca.
¿Hasta cuando tendré que soportar a tanto gil?
¿O será que soy demasiado ácida y en el fondo soy una pobre triste y gueona?
¿Por qué no te puedo sacar de mi cabeza?

Y todo esto por leer a Juan Luis Martínez, linkeado a través de la página del licenciado.

Yao nos vemos.

Ayer me dieron la once en bandeja.

Mientras esperaba sentada como señorita que soy, me acordaba de ese comercial machista de los ’80, ese que la mamá estaba acostada en la cama y decía: hoy es el día en que me atienden, ¿no es cierto que es delicioso? Y aparecía el papá con los hijos con una bandeja con el desayuno. Tiempo después el Japening hizo una parodia, y a medida que avanzaba el comercial, la mamá se quemaba, aparecía con el brazo vendado, y la frase la repetía muerta de susto una y otra vez. Claro que ayer no me pasó na’ de eso. Sólo me atendieron como me corresponde.

Gracias al contador de visitas cacho que me han leído, y tal como supuse, no me han comentado el tema pelúo sobre el que escribí. Es una de las razones porque no cuento sobre la muerte de mi padre, porque la gente se queda callada y no sabe que decirte. Y uno no quiere que le digan nada; no hay nada peor que la frases comunes.

Por ejemplo, la depre. Uno está pal gato y toda la gente te dice: pero tú tienes una linda familia, no te falta nada... y no se trata de eso. No se trata de nada. Es personal. No me sé literalmente el proverbio oriental, aunque mi adaptación siempre la uso (a veces hasta a mi se me olvida aplicarla): camina seis lunas con las sandalias del otro primero. ¿Obvio? No me parece.

En realidad quería escribir sobre algo medio estúpido que ocurre cuando una es valiente y da la cara: que usen el blog en contra de una. Lo encuentro de una estupidez del porte de un buque. A mi me lo hicieron, y hasta me tuve que aguantar la risa. Lo que quiero decir lo digo en clave y no cuento lo que hago de verdad. Escribo al revés, como quien dijera. Y a veces exagero y los tontorrones caen. Sólo los que me conocen de verdad saben que tanto de verdad y de mentira hay en mis palabras, y ni tanto. Soy una caja de pandora. (Que no es lo mismo que un maletín de chuchás).

Asi es que si quieren usar lo que escribo en contra mía, adelante. Me encanta provocar y que caigan en forma tan fácil. Escribo que me enamoré y me la compran; que no duermo nada y se la creen (aunque parece que es verdad, ¿o no?); que tengo un buen trabajo y que me va bien en inglés; que conocí a un hombre que si no fuera por lo borracho sería un excelente partido...y todo me lo creen (aunque esto último es verdad, ¿o no?).

Como escribió Neruda: tengo estas costumbres de loco...

Yao nos vemos.

febrero 06, 2006

La Muerte.

Estaba leyendo a Jacobino y me hizo pésimo parece. Tocó un tema repelúo y todavía me da vueltas en la cabeza.

La muerte asistida. La muerte.

Alguna vez escribí que era una hija de puta que te quitaba lo que más querías. Y todavía pienso lo mesmo.

Me gustaría ser tontorrona y opinar sin tener experiencia en el tema, pero puta, no es así.

Mi papá se mató el martes 8 de septiembre de 1998 (estando yo en Europa) y la flacucha Dumay se murió el 4 de mayo de 1997, después de estar 1 semana en coma. Era la mejor amiga de mi hermana.

¿Ahora cachan porqué soy como soy?

Y estoy chata que me dé verguenza la forma en que se murió mi papá. Por eso ahora lo cuento cara de raja para sacarme todos los fantasmas de mierda.

Que este año comience bien en todos los aspectos.

No quiero pena ni lástima ni nada. Ya la tuve y por eso me quedé como con dos amigos.

Yao nos vemos.
Hoy amanecí idiota. Enojada. Ni yo me soporto. Me carga que en la pega me gueveen (“es que duermes poco y carreteas mucho”). Puta, como siempre ando sonriente, los giles se extrañan que ande mal genio.

Espero que se me pase durante la tarde. Si no seré como la ópera “Pagliacci”: el payaso está obligado a sonreir a pesar de todo.

Día de mierda que pase luego.

febrero 05, 2006

El viernes dormí al lado de la línea del tren.

El viernes fui a bailar y cuando vi a las gilas con carteras gigantes al hombro me pregunté por enésima vez que gueá les pasa.

Me explico: pista de baile llena, harto calor, guena miusic, y las lolas con carteras pegadas al sobaco bailando... ¿qué les pasa? ¿Por qué bailan con cartera?

Yo uso cartera pa' la pega y porque no me queda otra. Pero el finde uso banano.

Igual no entiendo. ¿Qué andan trayendo en la cartera que no la pueden dejar en la casa ni para ir a bailar? ¿Más ropa? ¿Un gueón inflable?

Hoy día celebramos el cumple número 8 de la Vale, la hija de la reina. Le compré unas pantuflas de Pucca, y ya se las regalé.

Volviendo a mi salida del viernes, se nota que hay poca gente en Santiago. Los lugares no están llenos y donde jui a bailar había muchísima menos gente.

Y todavía tengo sueño.

Al contrario de mi hermana, que escribió que está triste y cansada, yo sigo cansada pero estoy contenta. Claro que soy más vieja, más relajada y la vida me sonrie de forma insospechada. Me pasan cosas que no imaginé que me iban a pasar.

Me gusta que la vida fluya. Que MI vida fluya. Espero que mi relajación como estilo de vida no se malentienda. Capaz que sí, pero asi son las cosas, y asi no son las cosas.

Estoy demasiado jugosa. Mejor me voy a bañar.

Será tanto que me junto con vo. Me le pega lo jugosa.

Yao nos vemos.

febrero 03, 2006

Mis papaes.

Tengo tantos recuerdos de tantas cosas. De niña, cuando jugaba feliz; de adolescente, que vivía agarrándome con mi mamá que insistía que fuera una señorita (que concepto más agilao) y de adulta, antes de la muerte de mi padre y después de ella.

De mi papá tengo hartos recuerdos. No porque esté muerto hace casi 8 años es un santo. No soy tan gila. Pero me dejó tantas enseñanzas (trabajé harto tiempo con él) que me son útiles día a día. No las voy a contar porque la mayoría las uso en mi vida; sólo las comparto con su majestad, porque es mi hermana y ella tuvo otro tipo de historia con mi papá, igual que el AbogadoCanifrú.

Mi padre, le decimos “papi lucho”, y no porque esté muerto voy a hablar en pasado de él, representa un compañero en mi vida. Cuando repetí de curso (ya, si no soy tan inteligente) me dijo: aprovecha de gueviar harto este verano para que llegues con ganas de estudiar. También nos dejaba fumar y tomar en la casa, y jamás hice la cimarra porque yo faltaba cuando quería a la escuela.

Mi mamá, la mami lupe, es cuento aparte. Después que se murió mi papá nos acercamos de otra manera y, que me corrijan mis hermanos, soy la única capaz de decirle las cosas en la cara, sin muchos miramientos. Me sale medio abrutao, pero ella es igual.

Ahora somos amigas: nos relacionamos como dos mujeres adultas. He aprendido a escuchar sus sabios consejos (lo que no significa que le haga caso) y a entender sus motivos, que para mí son un misterio.

Yo no tengo papá. Me cargan los hombres que se parecen físicamente a él (como tu amigo poh Galo, el Jan naté) y no quiero que nadie me cuide en forma paternal.

Mamá tengo pa’ rato. Y es lo mejor. Claro que cuando se muera va ser bacán, porque se viene guena la herencia...

Puta que amo infinitamente a mi madre. Y es regia. Hasta da lata salir con ella.

Y consejo gil que no es consejo porque lo viví en carne propia: aprovechen a sus papaes, porque yo me he levantado a hablarle a mi padre y al segundo me acuerdo que no está... y es asqueroso.

Yao nos vemos.

Tatuarse

El martes acompañé a mi socita pitufina a hacerse su tatuaje con el que guevió harto tiempo. (Puta la mina oscesiba!!!). La cosa es que me quedé pensando porqué uno se tatua.

Si yo lo pienso, escogí una golondrina por lo que representan para MI, y además me lo hice en Italia, país hermoso que recuerdo con mucho amor.

Lo gueno que el tatuador cachó la onda de mi tatuaje y me dijo que yo era una "chica ruda" por haberme hecho el tatuaje de la manera que me lo hice, y cachó altirante que era una golondrina y que no se estaba destiñiendo como piensan ciertos giles (por favor no se me sientan los giles).

Como harta gueas en la life, me carga la gente que se hace tatuajes vacíos. Me explico (a ver si cachan la idea lo lolos y lolas): hacerse un tatuaje sólo porque el dibujo es bonito, o está a la moda (una rosa en la pechuga, por ser). Claro que si yo me hago un tatuaje porque el dibujo es bonito pero en el fondo me da lo mismo que gueá tatuarme, habla solito por mí.

Justo ese día teníamos que celebrar. Pero la sita pitufina se jue y celebramos sin ella. Con Richard , la Reina y el Byron (que ahora le llea blo) nos reimos hasta que nos cansamos pero no nos multaron porque habían unos giles que se reían más juerte y nos ganaron.

Y ustedes, ¿por qué se tatuan lo que se han tatuado? Jajajajaj, me importa una raja. Era una broma.

Es que aun ando cansada. Mala junta estos cabros, me hacen ir a trabajar como con dos horas de sueño.

No entendí el comentario sobre la mina nietchiana.

Dostor, gracias por el consejo, puta que es clever.

Yao nos vemos.

(Todavía espero mi invitación a comer oye cofla).

enero 30, 2006

El traajo.

En lo que trabajo día a día no es lo que me gusta. Para nada. Así como en las historias de la gente, por cazuela de la vida hago lo que hago. No me quedó otra.

Durante mucho tiempo me daba angustia mi vida laboral (puta que era angustiosa en alguna época). Tenía que ver con lo que yo era, con la vida que tenía. Claro, ahora lo entiendo.

Y ahora que me separé y tuve que volver a la vida laboral me encanta. Bueno, porque trabajo en un lugar que me gusta mucho, uso el inglés, estoy terminando una carrera (¡me queda este puro año!) y dependo 100% de mí.

Creo que la razón de este cambio es que el trabajo lo veo como un desafío en mi vida, y porque si no trabajo me cago de hambre y no tengo moneas pa pagar mi casa ni mis vicios (jajajaja).

Pero puta que recuerdo con asco la época en que odiaba trabajar en lo que trabajaba, y andaba siempre cansada y triste.

Ahora estoy contenta y me le nota.

Aprendí: mejor sola que mal acompañada; y que no hay nada más bacán que la chucha que depender sólo de mí.

Aunque soy pobre. Pero también toy cachando que no soy ambiciosa.

Me gusta mi vida, alguna vez que me pasara.

Yao nos vemos.

(la foto es del barrio rojo de Amsterdam. La encontré por cazuela y algún día volveré. No a trabajar eso sí).

enero 29, 2006

Mi risa.

De tanto reirme el viernes y el sábado (si pues, con los mismos borrachos Richard y Byron, pero esta vez el antro se traslado donde pitufina) me empecé a acordar de hace cuanto tiempo no me reía con tantas ganas. Puta, lloren: ¡como un año!

Pa' los giles que me conocen y siempre me ven sonriente: soy risueña en general (no ando con el ceño fruncido por la vida) pero esa risa que sale del alma no la practicaba hace tiempo.

Por eso hoy ando cansada y apenas me puedo las patas.

Pero esta risa nueva me trae más esperanzas que la chucha. Parece que ahora sí.

Yao nos vemos.

enero 28, 2006

El Antro.

Ayer conocí a dos hombres maravillosos, que si no fuera por lo borrachos que son, me caso con uno primero y después con el otro.

La historia es más o menos así: la pitufina conoce al Richard (que le llea blog:http://amigodepinocchio.blogspot.com/ ) desde que son broca. Ahora el Richard vive con el Byron (supongo que se escribe así ¿?) y su casa es el antro.

Bueno, si dejamos de lado que son borrachos (¡van a trabajar en estado de interperancia!) y el barrio de dudosa reputación dónde viven... podría decir que son dos hombres encantadores.

Cuando llegamos anoche tenían la mesa llena de cosas ricas para comer y adornada con velas (lo que aumentaba el calor; pero igual agradecí el gesto con cara de educada). Nosotras llevamos el bebestible y la conversa salió solita. Al principio estos pobres plebeyos estaban incómodos frente a la Reina; no sabían cómo actuar ni cómo hablar. Cuando se dieron cuenta lo conciente que es ella, se relajaron.

Cagaos de calor nos fuimos a la piscina, que tiene una vista bastante decente de Santiago (no hay como mi terraza). En este lugar se llevó a cabo la más espectacular perfomance de pitufina: ¡qué fotos ni que ná! Planos.cl o mapcity deberían estar peliándose sus conocimientos acerca de las distancias (a todos nos quedó clarísimo la media cuadra) y el enfatizar las diferencias le dan como para ser miembro de la Real Academia de la Lengua Española.

A todo esto la Reina se había retirado a los aposentos porque su día lleno de compromisos la tenía exhausta. La despertó la estridente risa de Byron, sumado a los reclamos de los vecinos y la falta de ventanas (¿había comentado que son medio pobretones?) del antro...pero la Reina es conciente y no se molestó.

Ahora en serio: ¡que hombres más encantadores! Bichos raros pa' la época. El Byron hizo algo que hace tiempo nadie hacía: me agarró pal hueveo y no fue condescendiente con mi persona. Puta que agrado.

Yao nos vemos.

(¿Cacharon que ahora sé linquear?)

enero 27, 2006

Carrete de anoche...salú

Ayer los juimos de parranda la sita pitufina, la reina y la suscrita. Juimos a Las Lanzas, donde obviamente matamos...jajajajaja...después pitufina llamó a sebastian y partimos al Bar Central, donde la fauna blogera estaba reunida.

Puta, llegamos un resto tarde pero igual algunos quedaban. No los recuerdo a todos, además que ni me conocían... y yo que me creo mega famosa.

Finalmente conocí a jacobino (que se portó digno con la reina) y al más famoso de los famosos: Roberto Arancibia. Ahora tengo el honor de estar entre sus 587126870000000000 links... muchas gracias por favor concedido.

Pero fue bacán volver a ver a la romané, a sebastian y hablar con pablillous. (Mi niño, tengo su fono, lo llamaré).

Y ahora que tengo ¡31! comentarios...chaaaaaaaaaaaa, SOY FAMOSA.

Fuera de gueveo, puta que he tenido problemas con el blog. Ayer no pude subir el post que ahora subí y a veces no puedo verlos a todos. Por eso, ahora que la gueaita está funcionando, les agradezco los comentarios y la leída.

Yao, carrete en el antro a la noche...heeeeeeeeeeeeeeeeeeee... me encantan que me cocinen (comida, mal pensados).

Los beimos.

¿Cuántas veces me he enamorado, ah?

SONETO XLIII

Un signo tuyo busco en todas las otras,
en el brusco, ondulante río de las mujeres,
trenzas, ojos apenas sumergidos,
pies claros que resbalan navegando en la espuma.

De pronto me parece que diviso tus uñas
oblongas, fugitivas, sobrinas de un cerezo,
y otra vez es tu pelo que pasa y me parece
ver arder en el agua tu retrato de hoguera.

Miré, pero ninguna llevaba tu latido,
tu luz, la greda oscura que trajiste del bosque,
ninguna tuvo tus diminutas orejas.

Tú eres total y breve, de todas eres una,
y así contigo voy recorriendo y amando
un ancho Mississippi de estuario femenino.


Ya, no lo lean. No importa. Pero este soneto me lo dedicó un hombre, hace muuuucho tiempo, del que estuve enamorada. Y lo tengo marcado en mi libro de Neruda, y cada vez que lo leo me trae hermosos recuerdos.

Con la Reina hablábamos el otro día de "estar enamorada". Para responderme debo dividir mi vida en dos: cuando era adolescente y después ahora.

Adolescente dos hombres (ahora lo son) marcaron mi vida: uno es el que me dedicó este soneto; lotro está feliz con una mujer que no es chilena y lo siento como un gran amigo. Como que lo veo y cacho lo que le pasa.

Con este loco empezamos nuestra historia a los 13 años. Me acuerdo cuando me regalaste el casete de Soda Stereo, "Signos". Después yo me enamoré y descubrí mil mundos nuevos. (¿Te acordai que éramos pendejos, Gallardo?). Puta que le tengo cariño a tu sobrino. Y a toda su familia. Él jue mi primer amor. Ahora es un amigo que quiero más que la chucha.

Grande: ahora debo restar más que sumar. Pero el tiempo sana y borra (lo que no cacho si es bueno o malo). Con el hombre que fui a Europa (ya cachan que soy terrible de viajá e intelectual) tuve una relación hermosa y lo amé alguna vez. Después tuve puras decepciones. No es que yo sea una mártir que se entrega por completo y los hombres me pagaron con la peor moneda. No es eso. Sólo me desilucionaron, y así se me acabó el amor, y mi matrimonio, entre otras cosas.

Pero no sé cuántas veces me he enamorado. Quizás porque ahora pienso con la cabeza, antes de la cuchara. Y me escucho mi mismo interior. No quiero decir que tengo mala suerte en el amor, sino prefiero pensar que he aprendido de estas experiencias. Tan así, que si no fuera porque me casé y me separé, no existiría la FuriosaCanifrú, y si eso pasara, ¿que sería de ustedes sin mí, ah?

Yao.

enero 25, 2006

Los blogs que me apestan.



Puta que estoy contenta con todos los comentarios en mi anterior post. Le debo algunos créditos a mi socio pasturri Garganta, que a veces se pega una reflexión digna de un erúdito.

Quizás con este post algunos se me molesten. Es que no puedo quedarme callada cuando navego en el mundo blogero y cacho tanto blog pajero. De hecho en cada junta blogera pelamos a los mismos. No nombraré a nadie, porque no me creo dueña de la verdad, sólo escribiré desde mi subjetivo punto de vista.

Y si sé que genero anticuerpos, como me lo dijiste. Pero es sin querer queriendo. Es el costo que tengo por ser cara de raja. Pero les digo lectores y lectoras, que en vivo soy igual.

Ya, acá va una clasificación al peo:

1. Los "siúticos": estos blogs usan la foto como la que puse, escriben lleno de lugares comunes, usan colores pasteles... una lata.
2. Los "nunca quedas mal con nadie": aquellos blogs que escriben sobre temas más hablados que la chucha en la tele y en la radio, se aseguran 5000000 de comentarios y 871000000 visitas, pero jamás emiten su opinión personal.
3. Los "tira currículum": aquellos que ya en el perfil te cuentan lo que estudiaron, que hablan inglesfrancesalemanchinomandarin y que, pa más recuea, nadie los valora a pesar de lo pulentos y de lo viajados y de lo cultos y de lo refinados que son.
4. Los "intelectuales": lateros por excelencia, se las dan de peritos en algunos temas y escriben unos post laaaaargos sobre el tema en cuestión y usan palabras que nadie cacha y ...zzzzzzzzzzz

Los que yo leo y prefiero: los de la gente que conozco. Porque conociendo blogeros me he dado cuenta que algo del alma de cada uno queda en los blogs, y usando como ejemplo a mi tocayo Adolf, algo de uno tiene el blog, aunque sea en broma. Por algo uno se puso un nombre y por algo uno se presenta en el perfil de cierta manera. Me gusta la gente transparente y sencilla; esos blogs me gustan.

Yao nos vemos.

enero 24, 2006

La fidelidad no tiene na' que ver con el anillo. Es algo mental, como los jedi.

Esta frase, lista para ser esculpida en bronce, me la dijo mi socio pasturri Garganta. Te dije que iba a postear sobre el tema.

Sobre la infidelidad sé harto. Y también sobre la fidelidad. Claro que últimamente soy fiel a mí misma, declaración que algunos hombres no entienden, pero bue, es su problema.

Para mí la lealtad es primero. Antes que la fidelidad. Prefiero que alguien me sea 100% leal, porque, basándome en ese hecho, me contará cuando le guste otra lola o cuando yo le esté apestando. No se me enojen los caballeros, pero es re poca la lealtad que he encontrado. Por eso mi post de los cobardes. Y hablando de ese post, quería aclarar un punto: lo titulé "los hombres cobardes" a sabiendas que hay mujeres que lo son, no porque yo crea que TODOS los hombres son cobardes. Y no me enojo si opinan lo contrario o creen que yo escribo puras gueas. Al contrario, me encanta.

Se me jue la onda. Es que pienso todo el día en lo que escribiré y tengo tantos temas que sorry, no puedo seguir el tema principal.

La infidelidad. Eso es. Yo he sido infiel y no me da verguenza. No poh, porque para mí tiene una explicación, un fundamento. Como buena gila que soy, mezclo los sentimientos, y me complico y me angustio. Ahora no tengo compromiso con nadie, asi es que no soy infiel. Soy libre.

Mentira, no soy libre. Como dice mi hermana: "tengo conciencia y la uso". Que más desearía yo no tenerla. No querer a nadie y ser infiel sin molestia. No puedo. Me pesa. Pero no me arrepiento.

Cuando hombres casados (o con parejas de larga data) intentan un acercamiento con esta humilde mujer, (jjajajajajaa), pienso en sus mujeres. Esa pobre gila que lo está esperando en la casa, que lo llama para decirle que lo ama, que lo guevea a veces, pero ¿qué mujer no guevea al hombre que tiene al lado? No puedo dejar de ver a la gila tallada en la argolla. Es más fuerte que yo.

Y no me digan que soy machista y que no me enoje. Primero, soy mujer hétero, por lo tanto, escribo desde MI PUNTO DE VISTA. Y si están en desacuerdo conmigo (osea equivocados,jajajaja), por favor con confianza, que estoy chata que me encuentren todo la raja.

Acuérdense, arrepentirse es morboso. Ya lo ha dicho la reina.

Yao nos vemos.

enero 23, 2006

Mis extraños cinco hábitos:

Doy las gracias a la reina por haberme invitado a tan peculiar encuesta. Y ya sé que me vai a decir que tengo más de 5, pero de verdad he tenido que pensar.

1.- Cuando leo, siempre me estoy tocando el pelo. No soy de esas personas que lee tranquilamente como estatua con un libro en la mano. Siempre me estoy moviendo.
2.- JAMÁS saco el scaldasono, incluso a veces lo prendoen verano. A contrario de mi hermana, me encanta acostarme con la cama hiriviendo.
3.- Me carga la tele fuerte. Lo encuentro de pésimo mal gusto. Me pone idiota.
4.- Escuchar radios o música que para mí son asquerosas. Me molesto y me dan ganas de irme a la chucha. A saber: fm2, romántica, pudahuel, entre otras.
5.- Clasificar todo. Ya sea en cajas, cajones, muebles. Cada cajón tiene su determinado uso: en uno las poleras mias, en otro la ropa de trabajo; en un lado los zapatos mios, en el otro los zapatos pa' la pega, por ser.

No sé si son extraños.

Me gustaría que lo respondiera Kuático, marlencita, romané, Sebastian d.q., Pablillous, mi niño propenso y adolf y parece que me pasé.

Ya pues, espero sus maniáticas respuestas.



(Y para la otra vez que me cortes, te juro que me voy a Inglaterra y que la guerra me atrape).

enero 22, 2006

El poder del miedo.

Alguien alguna vez me dijo: el miedo paraliza. Y por la puta que es verdad.

No hay nada peor en el mundo que tener miedo. Miedo de que no te quieran, que te vaya mal en una entrevista de trabajo, en un examen, en la vida.

Es alto el precio que uno paga por andar asustado en la vida. Aguantas mala compañía por el miedo a la soledad; soportas un mal trabajo por el miedo al cambio; dejas que tus amigos te critiquen abiertamente por el miedo a imponer tus ideas y quedarte solo... es un círculo vicioso de la puta madre.

Antes tenía más miedo que ahora. No me la creía. De hecho me ocurre con el inglés -en veces nomás- pero cuando me habla un gringo desabrio hablo con él sin problemas y después pienso y digo: puta que soy gila.

Ya no tengo miedo a la soledad, por eso estoy sola. Quiero decir que la soledad no me acompaña, o más claro (supongo) es que la frase "mejor sola que mal acompañada" la llevo grabada en mi corazón con fuego...jajjaajjaa, puta que sonó cebolla. Se me jué la onda. Idea central retomada: no aguanto a cualquier pelmazo a mi lado por no estar sola. Porque, si bien no tengo un lolo a mi lado, no me siento sola. Eso quería decir.

Mi siquiatra (mi mamá encuentra ultramega de ignorante adueñarse de el médico, pero igual lo uso) tiene la teoría del 1+1: hay gente que va por la vida y la única guea que sabe es que 1+1 es 2. Y existe el otro tipo de gente, que es una enciclopedia con patas (es sólo una figura para explicar nomás) pero que es insegura. Entonces el 1+ 1 te dice que tú no tienes la razón con tanta convicción que uno, que sabe que 1 +1 no es 2 siempre, le crees y hasta dudas. ¿Qué es la inseguridad sino miedo a uno mismo?

Yapoh, yo antes era así. Tenía (pasado, nótese) amigas que me criticaban mi actuar y yo por lo menos me ponía de rodillas y les pedía perdón. De pura insegura, de puro miedo de no creerme a mí misma. Por eso, cuando ahora me preguntan: ¿entonces por qué te casaste? Yo respondo: de agueoná nomás. Y agradezcan que me guardo la rabia, porque no hay guea más irrespetuosa en el mundo que preguntar de tu vida cuando no hay esa confianza. Además que pa' mí mi matrimonio no es tema, de hecho no extraño nada ni me acuerdo, por eso he tenido que responder más de alguna vez: no es tema para mí.

Quizás el que se me haya quitado el miedo (en algunas gueas nomás) me hace más cara de raja. Cuando quiero pedir la cuenta levanto la mano hasta que me ven (harta gente lo hace ahora, algo gueno que pase); si hay gente esperando a un brea que lo atienda con cara de eterna espera yo paso adelante y le pregunto: ¿tai solo? y le pido lo que necesito.

El miedo es poderoso. Te deja helado, te ancla y no te deja reaccionar.

Por eso prefiero andar de chora por la vida, y tratar de meterme el miedo por el poto.

Yao nos vemos.


Y pa los ignorantes, Neruda lo ilustra la raja:

TENGO MIEDO.

Tengo miedo. La tarde es gris y la tristeza
del cielo se abre como una boca de muerto.
Tiene mi corazón un llanto de princesa
olvidada en el fondo de un palacio desierto.
Tengo miedo. Y me siento tan cansado y pequeño
que reflejo la tarde sin meditar en ella.
(En mi cabeza enferma no ha de caber un sueño
así como en el cielo no ha cabido una estrella.)
Sin embargo en mis ojos una pregunta existe
y hay un grito en mi boca que mi boca no grita.
No hay oído en la tierra que oiga mi queja triste
abandonada en medio de la tierra infinita!
Se muere el universo de una calma agonía
sin la fiesta del sol o el crepúsculo verde.
Agoniza Saturno como una pena mía,
la tierra es una fruta negra que el cielo muerde.
Y por la vastedad del vacío van ciegas
las nubes de la tarde, como barcas perdidas
que escondieran estrellas rotas en sus bodegas.
Y la muerte del mundo cae sobre mi vida.

enero 21, 2006

6 meses como Furiosa:

Ayer en la tarde venía caminando y pensando en las fechas: hace cuanto tiempo vivo sola, hace cuanto tiempo que no conozco a un hombre que valga la pena, cuanto falta para que la Vale cumpla 8 años, cuanto falta para que me paguen, y me acordé de mi querido blog. Mi primer post fue el 12 de julio.

Me acuerdo que un día la Kany me dice que un amigo muy querido, que en aquel tiempo estaba en Río, tenía un blog. Obviamente yo no tenía chucha idea qué era, y ahí supe. Primero tuve una cuenta y le escribía a este loco, pero jamás se me ocurrió tener el mío. Hasta que este mismo amigo me animó. (Como desde que tenemos 13 años. Siempre está a mi lado, de una u otra manera). Estaba taaaaaaaaaaaaaaaaan feliz en aquellos meses, que lo primero que se me ocurrió fue escribir una guea bien latera y triste. Lo borré al otro día y me inventé: FuriosaCanifrú.

Me encanta ser Furiosa. Es mi alter ego. No hago la picantería de hablar en tercera persona de mí misma, pero obviamente que es un personaje de mi persona. Muchos de los que tienen la increíble suerte de conocerme (por favor péguense con una roca en los dientes) saben que soy reclamona y garabatera. Pero no ando por la vida con el ceño fruncido; al contrario, creo que lo que más sobresale de mí es mi sonrisa y mi risa.

Ayer me hicieron un lindo regalo: me dijeron que tengo talento literario. Nadie me lo había dicho nunca (un desconocido, porque en mi familia desde chica me instaron a escribir y eso) y me tomó de sorpresa. Me cuesta creerme esta veta literaria que tengo, además que a veces incomoda.

Lo siento, pero me viene una reflexión acerca del karma y la gueá. En el aprendizaje que he tenido en mi vida, trato de quedarme en silencio acerca de lo que sé y preguntar de lo que no tengo idea. Por eso me incomoda leer harto y de todo y saber un millón de gueas que no sirven para ganar plata, pero la plata para mí no es tema, mientras me alcance para vivir estoy bacán. Puta que me voy por las ramas. A lo que voy es que a veces conozco gente por el blog, y se sienten intimidados porque yo sé inglés, porque leo harto, que se yo. Sí, son gueas. Y entonces cuando se ponen a hablar de libros conmigo o "ni cagando hablo inglés contigo" me cansa. Mi trabajo no tiene nada que ver con mis intereses (sólo el idioma) ni con mi vida. El trabajo que hago es como tomar un micro: me lleva dónde quiero ir. Pero no es mi motor ni nada.

Pa' variar me releo y me jui por las ramas. El karma. Más que nada, lo que uno ha aprendido de la vida. He aprendido a estar callada, a hacerme caso (porque puta que soy intuitiva) y pensar con la cabeza. No me dejo llevar por mis emociones, sino ya estaría en las patas de los caballos que rato. Soy 100% racional y 100% emoción. ¿Contradictorio? Si poh, y qué. Son mil cosas y nada a la vez (me jui en la místicagótica).

Soy la misma gila de hace 6 meses atrás. ¿O no? Ya no tengo depre, ya no tengo 1237831 kilos de más, no tengo marido (heeeee!!!) y soy dueña de mi vida. Sí, soy la misma. La misma FuriosaCanifrú.

Yao nos vemos.


(Terminé de leer el libro).

enero 20, 2006

Cierto Cansancio. Extractos que amo. (Neruda).

Te invito a que de una vez
nos cansemos de tantas cosas,
de los malos aperitivos
y de la buena educación.

Estoy cansado del recuerdo.

Quiero que el hombre cuando nazca
respire las flores desnudas,
la tierra fresca, el fuego puro,
no lo que todos respiraron.
¡Dejen tranquilos a los que nacen!

¡Dejen sitio para los que vivan!
No les tengan todo pensado
no les lean el mismo libro,
déjenlos descubrir la aurora
y ponerle nombre a sus besos.



Espero que encuentres la respuesta.

enero 19, 2006

¿Qué vas a hacer con tantos días que te sobran...

..., y sobre todo con tantos días que te faltan?


Pablo Neruda.

enero 18, 2006

Así son las cosas, y así no son las cosas...(Neruda).



FRENTE AL MAR (Alfonsina Storni)

Oh mar, enorme mar, corazón fiero
De ritmo desigual, corazón malo,
Yo soy más blanda que ese pobre palo
Que se pudre en tus ondas prisionero.

Oh mar, dame tu cólera tremenda,
Yo me pasé la vida perdonando,
Porque entendía, mar, yo me fui dando:
"Piedad, piedad para el que más ofenda".

Vulgaridad, vulgaridad me acosa.
Ah, me han comprado la ciudad y el hombre.
Hazme tener tu cólera sin nombre:
Ya me fatiga esta misión de rosa.

¿Ves al vulgar? Ese vulgar me apena,
Me falta el aire y donde falta quedo,
Quisiera no entender, pero no puedo:
Es la vulgaridad que me envenena.

Me empobrecí porque entender abruma,
Me empobrecí porque entender sofoca,
¡Bendecida la fuerza de la roca!
Yo tengo el corazón como la espuma.

Mar, yo soñaba ser como tú eres,
Allá en las tardes que la vida mía
Bajo las horas cálidas se abría...
Ah, yo soñaba ser como tú eres.

Mírame aquí, pequeña, miserable,
Todo dolor me vence, todo sueño;
Mar, dame, dame el inefable empeño
De tornarme soberbia, inalcanzable.

Dame tu sal, tu yodo, tu fiereza,
¡Aire de mar!... ¡Oh tempestad, oh enojo!
Desdichada de mí, soy un abrojo,
Y muero, mar, sucumbo en mi pobreza.

Y el alma mía es como el mar, es eso,
Ah, la ciudad la pudre y equivoca
Pequeña vida que dolor provoca,
¡Que pueda libertarme de su peso!

Vuele mi empeño, mi esperanza vuele...
La vida mía debió ser horrible,
Debió ser una arteria incontenible
Y apenas es cicatriz que siempre duele.

enero 17, 2006

He vuelto al comienzo.



PEQUEÑA CONFESIÓN


Sí, es cierto, gasté mis codos en todos los mesones.
Me amaron las doncellas y preferí a las putas.
Tal vez nunca debiera haber dejado
El país de techos de zinc y cercos de madera.

En medio del camino de la vida
Vago por las afueras del pueblo
Y ni siquiera aquí se oyen las carretas
Cuya música he amado desde niño.

Desperté con ganas de hacer un testamento
-ese deseo que le viene a todo el mundo-
Pero preferí mirar una pistola
La única amiga que no nos abandona.

Todo lo que se diga de mí es verdadero
Y la verdad es que no me importa mucho.
Me importa soñar con caminos de barro
Y gastar mis codos en todos los mesones.

"Es mejor morir de vino que de tedio"
Sin pensar que pueda haber nuevas cosechas.
Da lo mismo que las amadas vayan de mano en mano
Cuando se gastan los codos en todos los mesones.

Tal vez nunca debí salir del pueblo
Donde cualquiera puede ser mi amigo.
Donde crecen mis iniciales grabadas
En el árbol de la tumba de mi hermana.

El aire de la mañana es siempre nuevo
Y lo saludo como a un viejo conocido,
Pero aunque sea un boxeador golpeado
Voy a dar mis últimas peleas.

Y con el orgullo de siempre
Digo que las amadas pueden ir de mano en mano
Pues siempre fue mío el primer vino que ofrecieron
Y yo gasto mis codos en todos los mesones.

Como de costumbre volveré a la ciudad
Escuchando un perdido rechinar de carretas
Y soñaré techos de zinc y cercos de madera
Mientras gasto mis codos en todos los mesones.

"Todo lo que se diga de mí es verdadero/Y la verdad es que no me importa mucho." Esta frase de Teillier la tengo escrita en varios libros y agendas de hace harto tiempo, para no olvidarme. No olvidarme de quién soy, qué es lo que quiero y cuál es mi camino.

El título de este post es porque tengo pena. Así como al principio de este blog, en que puteaba por todo, estaba casada con un hombre que había dejado de querer y pesaba como 4373489734289734289723 kilos de más. Y de pura gila, porque me puse a leer mis post anteriores, y me acordé y me dio pena.

Mucha pega, mucho carrete, muchas sorpresas. No había tenido tiempo para reflexionar ni ordenar ni nada. Y mi reflexión es la siguiente: que lo único que deseo es poder vivir de la escritura, al lado del mar, poder recoger perritos callejeros. Ya me bajé del tren del matrimonio, de comprarse casa, de los hijos y colegios y gueas por el estilo. Ahora soy yo sola conmigo misma mismamente. Y si encuentro un compañero, bacán.

Siempre soy Furiosa. Y siempre está mi lado melancólico acompañándome. Pero puta que tengo fuerzas para que nadie me la gane. Y no me la gana. Y a usted, el que no sabe lo de las claves, no te preocupes, que ya se me pasará.

Yao nos vemos.

No entiendo a los hombres.




Sí, ya sé que ustedes tampoco nos entienden a nosotras. Media novedá.

A pesar de ser separada los hombres me siguen gustando igual, porque como no es justo que digan "todas las mujeres son iguales", aplico lo mismo a los varones. (Que divertida me parece la palabra "varones").

En el único lugar que los entiendo es en el trabajo. De hecho me es muy fácil trabajar con ustedes y me rio y puedo decir garabatos y soy una más. Pero en los asuntos concernientes al "corazón" no los cacho ni cagando.

De todas formas algo he aprendido. Algo malo eso sí: a manipularlos. No contaré mis tácticas ni cagando, pero cuando un hombre te mira con cara de cordero degollado, es como plasticina en las manos de una que es mala. Debo aclarar que no con todos soy mala, sólo con los que se lo merecen. Claro que lo complicado es saber cuál es mi criterio de "merecer", pero es guea mia, obvio.

Además le tengo que agradecer a mi siquiatra que me haya dejado tranquila con respecto a mi forma de pensar. Sipoh, porque a veces pienso como los hombres. No ando con mariposas en la cabeza ni corazones en los ojos. Soy racional, y pienso como si jugara ajedrez.

Es que me cargan que me hagan gueona. Por eso leo los diarios, leo las etiquetas y soy pesada con los jotes.

Además que los únicos hombres que me gustan y me gustarán tienen que ser mijitos ricos. Lo siento, estoy en una etapa de total y absoluta frivolidad. Por eso la foto de Brad Pitt. Claro que algo de inteligencia deben tener. Los mijitos ricos agilaos no van conmigo.

Eso.

Yao nos vemos.

enero 16, 2006

Mi biblioteca.

Tengo mucha ropa, muchos zapatos, carteras, aros, pinturas de uñas. Pero nada es tan valioso como mis libros.

Mis libros los heredé de pura balsa cuando me jui de la casa paterna a la de casada y me traje todos los libros conmigo. Bueno, ni tan así, porque los libros de la casa estaban todos en mi pieza, y cuando comencé a trabajar gastaba harta plata en libros. Asi es que me traje enciclopedias, libros en inglés, cursos varios, diccionarios y varias novelas.

Con el tiempo me he ido comprando más libros, porque nunca me regalan. La gente se complica con qué libro regalarme. Mi mamá fue a Buenos Aires y me dijo que no sabía que comprarme, por ejemplo.

Y cuando entro a un librería gasto mucha plata, y después ando toda cagá pero no me importa porque pobre pero curta. Hoy me compré dos libros, claro que uno de ellos es un regalo y el otro ya lo estoy leyendo.

No sé cuantos libros tengo (¿cuándo nosé se escribe separado o junto?), tampoco cuántos he leído ni cuántos leeré. Tampoco sé si algún día seré escritora o son puras quimeras. Lo que sí sé es que no hay momento más triste que cuando un buen libro se está por acabar y uno demora las páginas finales; o no hay nada más divertido que un gil te intente engrupir con que lee y en la conversa cachai que con raja lee el cuerpo de deportes...jajajajajaja!!!

Y eso poh. Me muero sin mis libros. Y me carga que me gueveen cuando leo.

Yao nos vemos.

Los hombres cobardes.

Entre todas las cosas que me emputecen, los hombres cobardes son lo peor (junto con Pinochet, el IVA a los libros, entre otros). "Pusilánime, sin valor ni espíritu" los define la RAE (Real Academia de la Lengua Española, pa' los que no saben). ¿Qué que es pusilánime?: falto de ánimo y valor para tolerar las desgracias o para intentar cosas grandes.

No meto a todos los hombres en el mismo saco, hablo por algunos que conozco. No los entiendo, ¿por qué no dan la cara? ¿por qué prefieren quedar como unos hijos de puta?

(Explicación: no sé cómo decirte lo que no quieres entender. Eres inteligente, lee entre líneas y sabrás).

Díganme blogeras: ¿cuántos giles cobardes han tenido que soportar? Qué pérdida de tiempo.

Eso por ahora. Hace mucho calor.

Yao nos vemos.

enero 15, 2006

Me he convertido en ÁcidaCanifrú.

No cacho que me pasa, pero puta que ando densa. Pero me le sale nomás. Yo creo que se debe a que no me importa la opinión de los demás, que me valoro a mí misma como nunca antes lo he hecho, y que como aguanté de pura gila algunas gueas que no vienen al caso cuando me casé, ando parando los carros altiro.

Ya han pasado algunos meses y mi vida se está estabilizando. Dependo 100% de mí, ando sola, como sola, y me encanta. Quizás esta etapa de creerme la SuperWoman se me pase (en todo caso era mi superhéroe favorita de chica) pero no volveré a ser la gila de antes.

Lo siento para los giles que me deseen "cortejar", pero me cargan los gueones engrupidos, los casados que vienen con la historia que están mal con su mujer, y los feos.

Puta que tengo sueño.

Soy una convencida que si cada mujer se valorara como yo lo hago ahora, se darían cuenta de porqué chucha soportan a un gil al lado (aunque he visto algunos matrimonios o parejas felices, no soy la típica separada que no cree en nada; al contrario, cada día me gustan más los hombres), que se la pueden solas, que son bonitas, inteligentes y que tienen que andar con la frente en alto por la vida. ¿Saben por qué? Porque ellos se lo pierden.

Me acusan de autorefente. Y si poh, lo soy. Este es mi blog y escribo lo que quiero y como quiero. Y pueden leerme o no, y ponerme los comentarios que quieran, claro que no acepto los cobardes anónimos. Y esto es lo que tengo que decir de mí misma: somos pocas las mujeres bonitas, inteligentes, cultas y a la vez carreteras y guena pa la chuchá. Si poh, asi soy yo. Y sé que muchas blogeras también lo son, pero no se dan cuenta.

De verdad les digo a mis jotes: ya no quiero más guitres. No les creo ni les compro.

Y a todos los otros: ustedes se lo pierden. Soy infitamente mejor en vivo.

Eso poh.

Yao nos vemos.

Asi es pues, ganó la mejor.



Ando con harto sueño pero no puedo dejar de postear sobre el otro vicio que tengo: la política.

Debo reconocer que esta semana no cachaba bien si ganaba Bachelet o Piñera, dado el machismo del pueblo chileno y la cacha de la espada. Y ahora ganó. Y es machista que se le dé tanto color con que es mujer. No poh, la loca es Presidente electa de la República de Chile, y que sea mujer es secundario. Si sé que es importante porque es la primera y todo eso, pero me refiero a que darle tanta importancia a que sea mujer es machista. Por ser, para que me entiendan los agilaos (puede ser que me expresa mal también), hoy estaba viendo un programa sobre los blogs y el guea del periodista decía: las mujeres tampoco se han quedado atrás... Osea: agueonao. ¿Antes nos quedábamos atrás y ustedes los pulentos hacían todo? Chaaaaaaa.

Lo único que debo decir es que me siento feliz que esta mujer sea Presidente, porque ella representa el cambio en la sociedad: jefa de hogar, agnóstica (me parece), sin marido (se nota que es avispá la loca en eso), detenida y exiliada.

Lo malo es que van a comenzar los comentarios machistas, y no sólo de los hombres, sino de las mismas gilas: que se viste mal, que se ve gorda...Yo amo a Ricardo Lagos (aparte que es pisciano como yo) pero puta que es feo.

Mención aparte el "buena onda" Longueira. Dijo que las derrotas son sicológicas, y que en democracia uno saca más votos y el otro menos...jajajajajaaj, yo me reía porque lo encuentro tan mal perdedor al guea, y mi hermano que es UDI me decía que es verdad, que la derrota es sicológica... y como lo trataron en La Pintana y los pacos juliaos cafiches del estado aprovechándose de pegar. Claro que le pegaron a puros rotos y negros hediondos que dicen la calor, asi que está bien.

Pero como yo no soy gila y me informo, ya estoy viendo al cara de raja del Zaldívar exigiendo una cartera importante, aunque el gueón lo niegue. A kilómetros se le notan los colmillos sedientos de poder...puta que estoy siútica.

Y como hay que celebrar, mañana es el día. Nos juntaremos a pasarlo chancho, hacer brindis por la excelente Presidente que tendremos...y gueno, yo celebraré con el país vecino. ¿Les dije que me encanta Colombia?

enero 14, 2006

Cuando Dios cierra una puerta, abre una ventana, dicen...

Ayer fue el cumple de la novia de Garganta. Que manera de pasarlo chancho. Y como guena rota que soy, llegué a las 9 de la mañana a mi depto.

Los que no tienen el placer de conocer a pasturri en vivo, les tengo que decir que es lo más jugoso que hay en los carretes, y que el verdadero garganta de lata no es él: es su novia.

Y Diosito ayer se acordó de mí. Pasturrí, paré que, tal como dice yon malcovich, tení algo de brujo. Asi que lo único que me queda por es decir es: ¡Viva Colombia! (y yo ni me moví de mi escritorio).

Yao nos vemoms.

enero 13, 2006

Cumpleaños de la ChicaCanifrú

Debería haber posteado hace unos días sobre el cumple de mi sister, pero de pura floja no lo había hecho. Ahora que ví las fotos (¡¡¡te pasaste Pitufina!!!) me dieron ganas de hacer algunos comentarios.

Es raro conocerse a través del blog, y lo más raro es hacerse amigos. Ese día en el Galindo éramos casi puros blogeros (conocimos a Burton, muy guena onda), llegó mi niño propenso y todos como viejos y buenos amigos. Nos quedamos hasta la 1, y a losotros nos siguió gustando el gueveo y los juimos pa otro lao y nos acostamos como a las 3. Y yo me levanto a las 7. Y todavía no recupero el sueño.

Gracias al blog, por ser, tengo un hermano del alma (aunque te suene cursi pasturri), amigos verdaderos preocupados por mí (polola de pasturri, marlencita, interdicta, laromané, pitufina, y no quiero a nadie fuera, sorry), buenos amigos que me escuchan mis latas (cazador oculto, ya me tendrá por esos lares) y suma y sigue. Lamento eso sí la ida de Jaime, el joven rajúo que estuvo en Hong Kong, y de míster loyer Cósimo, ese blogero que estaba loco por mí pero jamás lo reconoció. (jajajajajajajaj).

Eso era. Me encanta escribir, y si a través de mi escritura logro tener buenos amigos, mejor aún. Y ahora como tengo contador de visitas, caché que me visita más gente de lo que yo creo. Paré que me estoy poniendo famosa. Y si sé que genero anticuerpos, pero, tal como en mi vida diaria, me importa una raja.

Yao nos vemos.

Otro mensaje en clave; y no me gueveen que no entienden.

Reflexionando sobre mi vida me he dado cuenta que tengo mala suerte en algunas cosas y buena suerte en otras, por decirlo de alguna manera. Pero tengo mala suerte en lo que más me importa: mi cuchara. Tengo un matrimonio fallido (me casé pa' siempre en todo caso, pero bue) y ahora que conocí a este aviador y he vuelto a sentir lo que hace muuuuuuuuuuuuuuuuucho no sentía, tampoco.

Yo no entiendo la forma en que me hablas, porque me hablas y me miras con amor. Es como si estuvieras enamorado de mí. Y puta que es raro. Y cada vez que escucho tu voz se me saltan las lágrimas, te lo rejuro. Pero te advierto que si te creí moneda de oro me subo a tu avión y te saco la chucha.

Asi es la vida y asi no es la vida (Neruda, acuérdate). Lo peor de todo es que algún día, creo que bien cercano, te vai a arrepentir de hacer lo que sabes que QUIERES hacer pero no PUEDES.

Y yo siempre me creo ganadora.

Y no me siga confundiendo al vate, que ahora sí voy a creer que tienes libros para la pura pantalla.

(No me hagan preguntas gueonas, por favor).

Mi nombre es Furiosa, siempre.

Vendrás conmigo. (Neruda)

"Vendrás conmigo" dije, sin que nadie supiera
Dónde y cómo latía mi estado doloroso,
Y para mí no había clavel ni barcarola,
nada sino una herida por el amor abierta.
Repetí "ven conmigo", como si me muriera,
Y nadie vio en mi boca la luna que sangraba,
Nadie vio aquella sangre que subía al silencio.
¡Oh amor, ahora olvidemos la estrella con espinas!.
Por eso cuando oí que tu voz repetía
"Vendrás conmigo", fue como si desataras
Dolor, amor, la furia del vino encarcelado
Que desde su bodega sumergida subiera,
Y otra vez en mi boca sentí un sabor de llama,
De sangre y de claveles, de piedra y quemadura.

enero 12, 2006

Conocí al hombre soñado...

...pero él ya estaba despierto...

Me encantan los mensajes en clave:

Espero que andes bien vestido, porque sé diferenciar entre una corbata de seda de una rasca, entre un buen traje y terno, y entre un mentiroso y uno verdadero.

enero 11, 2006

Me tengo que sumar al último post de Garganta, lo siento.

En un blog que se llama “ladenunciadehoy.blogspot.com” y el blogero se llama “Mr. Reporter.” (nosé linquear), habla de su participación en la fiesta electrónica “Love Parade”. Con el permiso que él no me ha otorgado, voy a utilizar algunas frases textuales de su post para ilustrar en forma correcta sus opiniones: “...claro no falto la chuleria, como dice mi hermana (Ambar) de los picantes de "Rojo" uno que otro de "Mekano" ( de las cuales hay una mina enferma de hedionda, trataba de tirar la talla conmigo pero era realmente hedionda)...”; “...la chuleria se habia infiltrado en la fiesta, la picanteria hecha seres humanos demostraba que con parte de los botines obtenidos en trafico y robos compraban seguramente en la calle cds de tecno, y ahi estaban los "sshhhiquillossss", los "ssshhhhiiiaaaa la calor", que asco. La verdad soy tolerante y abierto mentalmente pero no puedo aceptar los rascas (entiendase distinto a humilde)...”; ...” hasta cuando debemos soportar el convivir con estos simios, con estas verdaderas cucarachas humanas....ni en haiti el más pobre era carcano a la picanteria de grupo que se infiltro ayer...”; ...” y ahora me espera poder reirme de las botellas voladoras y quizás tambien una que otra bolsa con pipi, las cuales volaron metros por los aires para empapar una juventud alegre que se fue rociada con los olores del pueblo........del pueblo rasca.”

No es mi ánimo atacar a este blogero ni a nadie, sino hacer una reflexión al respecto, en realidad. Yo me pregunto, así como alguna vez lo hicieron Los Prisioneros, ¿por qué no se van del país? Si a usted, lolo o lola, le carga la chulería y ha tenido la oportunidad de estar aunque sea en Mendoza y cuando ha vuelto apenas soporta a los chilenos, váyase. En serio. Así no se estresa, no le dan ganas de gomitar por ser, no se espanta de la existencia de liceos, escuelas, Junaeb, Hogar de Cristo; o campañas horrorosas como: Trabajo para un hermano, Make a Wish, entre otras.

Yo no cacho cuál es la diferencia entre ser humilde y ser rasca. ¿La plata? Si lo tomamos por ese lado, yo he conocido a un montón de giles rascas con muuuucha plata, y a gente humilde forrados en billete. ¿O por la forma de vestirse, o de comer, o de hablar? En esta categoría tenemos a los “cuicos flaites”, y aquellas personas que no tienen modales en la mesa. Pero la pregunta más importante es: ¿quien es el culpable de que algunos tuviésemos la suerte de nacer en un hogar con recursos y que otros nazcan en la pobla? ¿Dios? ¿Alá? ¿Dalai Lama?

Neruda dice: “hay poetas tan grandes que no caben por la puerta”, y ese es el problema de los chilenos. Trato de no incluirme, porque trato de no prejuzgar, me obligo a no hacerlo.

A mi los post que hablan de la “chulería” me dan pena. Me dan pena por la estupidez humana.

Yao nos vemos.

enero 10, 2006

Las Citas Apestosas.




El otro día tuve una cita cuasi a ciegas. De pura gila, porque la intuición que tengo (soy bastante bruja) me decía que la cosa no iba para ninguna parte. Pero como soy obstinada según mi madre, jui igual.

Cuando le vi la cara todo mal. A pesar de no ser muy mayor que digamos, era súper arrugado. Supuse que alguna vez fue atractivo, aunque de todas maneras no era mi tipo. En realidad no tengo tipo de hombre; funciono más por la química. Claro que los prefiero altos y me cargan los guatones. Y los tontorrones que se las dan de cualquier cosa como para “impresionarte”. Lo bueno es que como una es viajá y habla inglés, en eso no me pueden engrupir. No, definitivamente me cargan los del tipo “engrupido”.

Comenzó apestoso: que pidiera yo, lo que yo quisiera, que a él no le importaba. ¿Cómo no le va a importar que comer? Demasiado obsequioso. No me espanto si me dicen: ¿y eso vai a tomar?

Lo segundo apestoso: toda, TODA, la conversación giraba en torno a mis gustos en música, películas, tiempo libre, cómo me gustaban los hombres....asi como jugando a un check in. Zzzzzzzzzzzzzzz. Y lo peor de la noche: ¡no me dejó en la puerta de mi edificio! En todo caso mejor, porque no tiene idea donde vivo, y por suerte que era la famosa Love Parade, porque estaba lleno de pacos.

Eso de dejar en la puerta de la casa de uno es cortesía básica mínima, que se hace entre amigos, parientes; no es exclusivo de los hombres hacia nosotras. Gueón roto, pensé. En todo caso al brea lo eliminé de mi msn de una.

La conclusión que saqué de esta cita de thriller es que obviamente tengo que confiar en mi intución, y que no hay nada más apestoso que alguien te quiera conocer y de inmediato te pregunte sobre asuntos que debe preguntarle a cada mina con la que sale, como un cuestionario base. A mi me gusta que las cosas salgan naturales, que la vida fluya, como guena pisciana que soy.

Aparte que por la cita asquerosa me perdí de compartir más en el cumple de la romané. Por gila.

Yao nos vemos.

enero 09, 2006

Mi finde bizarro.

ATENTOS CHIQUILLOS: HOY LA REINA (MI HERMANA), ESTÁ DE CUMPLE. VISITEN SU BLOG Y DESEENLE LOS MEJORES DESEOS, YA? (arrepentirsesmorboso.blogspot.com)


Creo que el mejor relato del viernes lo hizo Kuático, lejos. Pero mi finde bizarro comenzó ese viernes, en el cumple de laromané. Tal como dice Kuático, el lugar no existía, y laromané, para que nadie se perdiera, se puso en el local del frente, que se llama MACUMBA Y JAMÁS VAYAN. Yo cacho que a todos los blogeros presentes les quedó claro porqué me autodenomino furiosa, pero la pitufina me gana yo cacho.
Me encantó la posibilidad de conocer mejor a Sebastián, Ixiano (sorry pero no sé linquiar ni nada de esas gueas), Astrollorón y a Kuático, que tiene el nick re bien puesto.
Lo que ocurrió fue un robo, y el cubano picante me daba puras explicaciones gilas, y como yo hablo fuerte, de pronto me dice: pero no te alteres (con ese acento gueón que tienen a pesar de vivir hace como 654654 años en Chile) y en ese momento me alteré de veldá. Basta que me digan que no me enoje, que no me altere, que me calme, para que de verdad me enoje. Pero después siguió pitufina con la romané, que también son reclamonas como yo.(y nuestra querida viñamarina tampoco lo hace mal).
De pura gila fui a una cita...zzzzzzzzzz, sin comentarios. Una lata. Por suerte tenía los chocolates de Pablillous pa' lamentarme en mi casa.
El sábado en la mañana pa' la casa de mi madre, cagaos de calor, con caña, con sueño, con un perro en brazos... mi hermana al pobre hunter le dijo a las 11, y al final llegamos a la cromi a las 12... partimos pa calera: el Galo (con su chala picante y las zapatillas amarradas y en el hombro, puta el gil ordinario), hunter, la reina y la suscrita. Conversé harto en la micro con hunter, y me di cuenta que puta que pesan los años, ya que este lolo tiene tiernos 24 y vive con los padres, y una que tiene 32 y una separación.
Al rato llegaron marlencita y el oscuro. Partieron a comprar las cosas pal asado, y nos metimos a la piscina. Galo encandilaba con la guata y la espalda, y nosotras parecíamos sirenas. Oscuro se nos arrebató con el agua y el asado, y durmió plácidamente un buen rato.
Tal como acostumbra, Garganta llegó tarde a la juntá. Les digo altiro a todas sus admiradoras que se cortó la barba porque le dijeron que se parecía a Arturo Prat!!!, jajajajajaja... la conversa estuvo buena y me estoy poniendo latera. Llegó mi mamita con su pierno, y conversamos hasta taaarde.
El domingo en la mañana me despertó la Valentina (la princesa) porque puso la tele a todo chancho pa ver monos. El balsúo del galo, no contento con pelar y aprovecharse de mi depto, se quedó en la casa de mi madre. Ya lo pasan por la libreta al loco barsúo.
Partimos (sin bañarnos y con cara de caña) al bio a regalar los perros de la pascuala. Eran ocho, y con el calor de mierda que hacía, parados en una esquina con los cachorros... los regalamos en minutos, además que yo usé técnicas de marqueting insospechadas. Nos devolvimos eso sí con dos perras que no pudimos regalar. Nos ubicamos en otra esquina pa' cachar si las regalábamos, cuando vimos una pelea de unos locos que son terrible de picantes, pero que andan con su tonta zapatilla. Puta, la reina con chalas de luca, el galo con sus gueas ordinarias y yo con chalas regaladas por el viejito pascuero. Unos locos le gritaban al loquito que quería pelea (porque finalmente nunca se agarraron): ya poh Alan, le poní cualquier color!!!
Todavía tengo sueño. Debo reconocer que galo es un caballero y me dejó en la puerta de la casa.
Y se viene el cumple de la lola de garganta, asi que más que blogeros, estos locos son mis amigos. Y tenemos hasta nombre: los blogeros aspiracionales, luchando día a día por ser ABC1.
Ya, me cansé.
Los veimos.

enero 06, 2006

Algunas observaciones antes de casarse. (Totalmente subjetivas, por supuesto).



Acto unico: lolo (con argolla en mano izquierda) vestido de hombre grande, sentado frente al televisor de la pieza matrimonial, haciendo zapping. Lola, con la misma argolla, en el baño.

-¿Te falta mucho?- pregunta seguida de un bostezo.
-Casi nada- le responderá cantanrina, para bajarle el nivel de rabia que denota en la voz de su cónyuge.
-Ya poh, apúrate, que después me andai reclamando que manejo rápido.
-Pucha que eres apurón, si en 10 minutos demás llegamos.
-Pero voy a tener que andar a más de cien.
-Qué pesado te pones, si estoy casi lista.- La lola se asoma a la pieza- además que estás viendo un partido.
-Si es la repetición, ya lo ví.
-¿Quién juega? ¿Emirátos Arabes contra Eslovenia?
-Apúrate será mejor, chistosita.
-Te aviso que no me pienso venir temprano porque mañana tienes que ir a jugar a la pelota.
-¿Y quién te dijo que nos íbamos a venir temprano?
-Como si fuera novedad que todos los domingos en la mañana vas a jugar.
-En esa liga juego desde soltero, tú lo sabes.
-Pero yo de soltera jamás fui a la feria los domingos, y sola.
-Eso es porque tu mamá no te enseñó a ser una buena dueña de casa.
-Seguro que tu mamá te enseñó súper bien a ser un buen esposo.

El suspirará porque adivina hacia donde se dirige la discusión.

-¿Ahora sí?-le pregunta sin siquiera mirarla.
-Vamos.

Ahora más en serio: es importante darse cuenta que las pequeñas cosas que nos molestan o extrañan en el pololeo, serán peores en el matrimonio. Estilos de vida familiar, nivel socioeconómico, reacciones varias, formas de relacionarse. Se me viene a la mente de forma inmediata como ejemplo la marlencita y su oscuro (her husband). Marlencita de soltera tiene amigos gay, y ahora casada comparte estas amistades con oscuro. No creo que para él haya sido de lo más fácil, sin embargo es un gesto de amor y comprensión. Y si una tiene amigos gay y nuestro futuro consorte no los acepta...¿tendré que dejar de ver a mis amigos una vez casada?

Otra cosa importante es el mito de "los polos opuestos se atraen". No hay guea más estresante en la vida que tratar de ponerse de acuerdo en todo: películas, lugares de carrete, programas de la tele, entre otros. Al final los intereses van separando a la pareja, y cada uno tiene su mundo propio donde el otro no tiene cabida. No es romántico que el otro gil sea diametralmente opuesto a una: es una paja. Tampoco estoy hablando de gemelos de alma y esa cosa cebollera que puro frustra, sino de tener, idealmente, el 80% de gustos en común. Por ejemplo a mi me carga planificar el finde, que levantarse temprano para aprovechar el día, que no llegar muy tarde el sábado en la noche porque el domingo hay gueas que hacer...forget about it!!!!!

Quizás -y esta es una teoría mía- el matrimonio como institución deje de existir al cabo de unos años, y nazca otra forma de estar con el otro, que sé yo. No es tan disparatado, porque si pudiéramos volver a principios del siglo XX y le dijéramos a los viejos que las mujeres tendrán derecho a voto, se cagarían de la risa.

Yao nos vemos.

enero 05, 2006

Estoy sola pero no me siento sola.

Sentada en mi terraza, miro el atardecer y hacia la Virgen del Cerro San Cristóbal y veo el letrero gigante que dice “Bachelet Presidente”, dónde sale saludando, vestida de blanco. Quizás es una buena señal, porque antes estaba el asqueroso de Jovino Novoa y ganó.

Me encanta estar sola. Me encanta llegar del trabajo a mi espacio, comer lo que yo quiera y preocuparme sólo de mí. Además que ya pasé la prueba de fuego: el terror a las arañas. Lotra vez –cuando salí con usté joven pobre-, llegué tipo 3 y algo de la madrugada y al prender la luz vi una araña grande, negra, encima de mi cama. Tenía que matarla. Asi que me hice la valiente, tomé un cuaderno y la aplasté. Antes salía corriendo esperando que otro lo hiciera por mí.

Esta reflexión de la soledad nació a raíz del año nuevo. Por esas razones de la vida lo pasé con un grupo de ex compañeros de colegio, y durante la noche uno de ellos, que ahora es veterinario y deseaba para el 2006 hartas garrapatas y parvovirus, me preguntaba porqué me separé, qué cosas pasaban para que uno tomara esa decisión, que hacía con las horas en que estaba sola, cómo llenaba esos vacíos.

Este loco tiene un matrimonio de ¡10! años y dos hijos de 8 y 9, si no mal recuerdo. Supuse que me preguntaba a mí porque en el fondo quería contestarse a si mismo. De la separación le dije que otro día lo hablábamos porque era pa’ largo, pero que yo no me sentía sola. O quizás es alvere: no tengo ganas de estar con alguien.

Me puse a pensar en mis momentos de soledad, y no los tengo. Es decir: vivo sola, no tengo un millón de amigos, en la noche como sola en algún boliche, pero no tengo soledad. A mi la soledad no me acompaña.

Yo creo que es difícil de entender, pero cuando una está todo el día en el trabajo, en un ambiente tan artificial como ese, llega la tarde y me gusta poder hacer lo que se me antoje. Me carga que me dirijan el tránsito, que me digan que hacer y que no. Cuando me condicionan me da rabia. Y yo sé pa’ donde voy y pa’ donde no voy. Según mi siquiatra yo soy un “espíritu libre” (rebelde diría mi madre) y me va costar compartir la vida con alguien.

Jamás en mi vida había sentido esta sensación de seguridad en mí, de no importarme NADA lo que digan o no de mí, de hacer lo que yo quiero por el solo hecho de que ha sido mi decisión.

El ejemplo más claro de este “cambio” en mí es la pega. Si bien no es lo que quiero hacer for ever, uso mucho el inglés y trabajo sola, lo que me agrada bastante. Claro que hay veces que me gustaría vender todo (ni que tuviera muchas gueas) y mandarme a cambiar a vivir en la playa, con mis puros libros, pero al rato vuel vo a la realidad.

Hay señores de edad (viejos juliaos) en el trabajo que para mí son gente mal educada: no saludan, no se despiden. Ya he dicho que trato de no prejuzgar, me acuerdo que la gente tímida le cuesta acercarse y la cacha de la espada, y ya me los he ido ganando. También me han dicho (mujeres más que nada, para que no se piense mal) que se nota que soy profesional y que hago bien mi trabajo. Esto es la muestra más fiel que el haber cultivado la paciencia, tener buena voluntad y no prejuzgar dan sus frutos.

Yao nos vemos.

No, no vi el debate ayer.

Me quedé dormida a los 10 minutos que comenzó, y no por lo fome, si no porque ando muuuuuuuyyyyy cansada. De lo que vi: sigo pensando que nuestra próximo presidente debe ser Michele Bachelet.

Yao nos vemos.

enero 02, 2006

¿Por qué rechucha no puedo terminar de leerlo? ¿Ah?

"Un hombre llamó a la puerta del rey y le dijo, Dame un barco. La casa del rey tenía muchas más puertas, pero aquélla era la de las peticiones. Como el rey se pasaba todo el tiempo sentado ante la puerta de los obsequios (entiéndase: los obsequios que le ofrecían a él), cada vez que oía que alguien llamaba a la puerta de las peticiones se hacía el desentendido, y sólo cuando el continuo repiquetear de la aldaba de bronce subía a un tono, más que notorio, escandaloso, impidiendo el sosiego de los vecinos (las personas comenzaban a murmurar, Qué rey tenemos, que no atiende), daba orden al primer secretario para que fuera a ver lo que quería el impetrante, que no había manera de que se callara. Entonces, el primer secretario llamaba al segundo secretario, éste llamaba al tercero, que mandaba al primer ayudante, que a su vez mandaba al segundo, y así hasta llegar a la mujer de la limpieza, que, no teniendo en quien mandar, entreabría la puerta de las peticiones y preguntaba por el resquicio. Y tú, qué quieres. El suplicante decía a lo que venía, o sea, pedía lo que tenía que pedir, después se instalaba en un canto de la puerta, a la espera de que el requerimiento hiciese, de uno en uno, el camino contrario, hasta llegar al rey. Ocupado como siempre estaba con los obsequios, el rey demoraba la respuesta, y ya no era chica señal de atención al bienestar y felicidad del pueblo cuando pedía un informe fundamentado por escrito al primer secretario, que, excusado será decirlo, pasaba el encargo al segundo secretario, éste al tercero, sucesivamente, hasta llegar otra vez a la mujer de la limpieza, que opinaba sí o no de acuerdo con el humor con que se hubiera levantado.Sin embargo, en el caso del hombre que quería un barco, las cosas no ocurrieron así. Cuando la mujer de la limpieza le preguntó por el resquicio de la puerta, Y tú qué quieres, el hombre, en vez de pedir, como era la costumbre de todos, un título, una condecoración, o simplemente dinero, respondió, Quiero hablar con el rey, Ya sabes que el rey no puede venir, está en la puerta de los obsequios, respondió la mujer,... "

Me da rabia que la gente no lea. Sé que suena dictatorial, pero no hay nada como leer un buen libro. No quiero sonar pendante ni dármelas de "intelectualmísticaartísticacultural". Si bien leo harto y desde chica, hay libros que jamás he terminado de leer. Hace unas semanas atrás me compré el libro "Vidas vulnerables" de Pablo Simonetti (Pablo Benedetti, me dijo una garzona mientras lo leia al almuerzo) y hay un cuento que no puedo leer. Lo he retomado dos veces, y se me va la onda, termino pensando cualquier gueá. Asi que perfecta perfecta no soy. Y estos días, ordenando mis libros, me acordé de dos que no he podido terminar de leer renunca: "Casa de campo", de José Donoso; y "La montaña mágina" de Thomas Mann. Los retomé dónde los había abandonado; los leí del principio, y nada.

No me siento mal por esto. Pero no cacho porqué ocurre. "Casa de campo" es un libro muy complicado, lleno de vericuetos; con "La montaña mágica" creo que soy mongólica nomás.

No me pongo metas para el 2006. Lo que sí me gustaría es que alguien me explicara porqué no puedo terminar de leer algunos libros.

Y gracias por los comentarios acerca de mi balance. Y ya sé que a nadie le interesa la poesía. Pero, tal como comentó marlencita, "El barco" es un poema genial.

Ustedes se lo pierden.

Yao nos vemos.

El Barco, Pablo Neruda.

Pero si ya pagamos nuestros pasajes en este mundo
por qué, por qué no nos dejan sentarnos y comer?
Queremos mirar las nubes, queremos tomar el sol y oler la sal,
francamente no se trata de molestar a nadie,
es tan sencillo: somos pasajeros.
Todos vamos pasando y el tiempo con nosotros:
pasa el mar, se despide la rosa,
pasa la tierra por la sombra y por la luz,
y ustedes y nosotros pasamos, pasajeros.

Entonces, qué les pasa?
Por qué andan tan furiosos?
A quién andan buscando con revólver?

Nosotros no sabíamos
que todo lo tenían ocupado,
las copas, los asientos,
las camas, los espejos,
el mar, el vino, el cielo.

Ahora resulta
que no tenemos mesa.
No puede ser, pensamos.
No pueden convencernos.
Estaba oscuro cuando llegamos al barco.
Estábamos desnudos.

Todos llegábamos del mismo sitio.
Todos veníamos de mujer y de hombre.
Todos tuvimos hambre y pronto dientes.
A todos nos crecieron las manos y los ojos
para trabajar y desear lo que existe.

Y ahora nos salen con que no podemos,
que no hay sitio en el barco,
no quieren saludarnos,
no quieren jugar con nosotros.

Por qué tantas ventajas para ustedes?
Quién les dio la cuchara cuando no habían nacido?

Aquí no están contentos,
así no andan las cosas.

No me gusta en el viaje
hallar, en los rincones, la tristeza,
los ojos sin amor o la boca con hambre.

No hay ropa para este creciente otoño
y menos, menos, menos para el próximo invierno.
Y sin zapatos cómo vamos a dar la vuelta
al mundo, a tanta piedra en los caminos?

Sin mesa dónde vamos a comer,
dónde nos sentaremos si no tenemos silla?
Si es una broma triste, decídanse, señores,
a terminarla pronto,
a hablar en serio ahora.

Después el mar es duro.

Y llueve sangre.