noviembre 07, 2006

Concursos de belleza.

ODIO los concursos de belleza. Los encuentro estúpidos, machistas, banales, y que sacan a relucir lo peor que tenemos las mujeres: la envidia. ¿Se han fijado cuando están a punto de nombrar a la "ganadora" y están todas tomadas de la mano y cuando dicen el nombre de la sita, o miss, todas la abrazan suuuuuuuper contentas? Eso, es falso. Las otras la ODIAN. Y no es que yo haya participado en algún concurso de belleza, lo digo porque se les nota en la cara.

Creo que lo que más me molesta no es la estupidez de lo que ellos definen como "belleza", porque puta que es subjetivo ese adjetivo, sino el machismo. A veces veo en el Animal Planet los concursos de perros, y ven como caminan, cuanto miden desde el cuello hasta nose donde, dan una vuelta con sus amos por un escenario, los peinan mientras esperan... lo mismo. Los concursos para decidir qué perro es más bonito o el mejor de su raza tampoco me gustan, pero si cambiamos a los perritos, que no tienen culpa de sus amos tarados que les ponen rulos, y ponemos a las "misses" es casi lo mismo. Veamos, el jurado un grupo de notables en el tema, que, sin contar a los gays, lo único que les importa es mirarle el escote y el poto. ¿A quién le importa lo que piensan? Claro, su ídolo, el Papa, y para de contar, porque cuando una puro se preocupa de lo de afuera, ni cagando sabe que es el IVA o si ya se promulgó la ley de divorcio. Estas minas dejan que les digan que tienen que bajar de peso, se operan la nariz, se sacan rollos, no comen nada, están todo el día haciendo ejercicio, mirando a la otra...uf. ¿Como no se dan cuenta que son parte de un circo, donde los únicos que salen ganando son los auspiciadores, y los hombres que las miran por donde quieren en traje de baño, traje de noche, traje típico, bailando alguna música de moda...

A mi me gusta verme bonita, practico hidrogimnasia y natación, trato de no irme al chancho con las comidas, voy a la peluquería. Pero no por eso voy a estar de acuerdo en que un grupo de pelotudos me diga que sino mido arriba de 1.70 y tengo talla 36, soy fea, o para suavizarlo, no seré miss nada.

chiquillas, tarde o temprano se les va a caer la papada, las líneas de expresión serán arrugas, el pelo finalmente será blanco. Claro, recurramos al cirujano plástico, pero una vez yo vi en un mall, de esos que quedan bien arriba, una señora de como 70 años que apenas caminaba, muy bien vestida, pelo lleno de laca de peluquería, pero tenía la cara más estirada que la mía, sin contar el botox labial... Me daba pena, porque aparte de caminar toda patuleca, me imagino que ni cagando se acepta a si misma, y que se mira al espejo y... de verdad me dio pena, como me dan pena estas lolas que acepten que les digan que es ser bonita y que saliste segunda porque estuviste a punto de ser bonita pero no tanto, cuando, insisto, la belleza es algo integral, de adentro para afuera. ¿Vieron la película en que el lolo miraba a la Gwyneth Patrol tal como es pero ella por fuera era obesa? A eso me refiero.

Pero cuando una encuentra a un hombre que de verdad la ama...

LA REINA

Yo te he nombrado reina.
Hay más altas que tú, más altas.
Hay más puras que tú, más puras.
Hay más bellas que tú, hay más bellas.

Pero tú eres la reina.

Cuando vas por las calles
nadie te reconoce.
Nadie ve tu corona de cristal, nadie mira
la alfombra de oro rojo
que pisas por donde pasas,
la alfombra que no existe.

Y cuando asomas
suenan todos los ríos
en mi cuerpo, sacuden
el cielo las campanas,
y un himno llena el mundo.

Sólo tú y yo,
sólo tú y yo, amor mío,
lo escuchamos.

¿Ven que Neruda es más de lo que uno cree?

febrero 26, 2006

Cuando digo que me encuentren en mi perfil...

...me refiero a que visiten mi nuevoblog.

Eso poh.

Jamás podré dejar de escribir.

febrero 22, 2006

febrero 19, 2006

Se me acabó el ímpetu, Licenciado.

DESPEDIDA (Jorge Teillier)


Me despido de mi mano
que pudo mostrar el paso del rayo
o la quietud de las piedras
bajo las nieves de antaño.

Para que vuelvan a ser bosques y arenas
me despido del papel blanco y de la tinta azul
de donde surgían los ríos perezosos,
cerdos en las calles, molinos vacíos.


Me despido de los amigos
en quienes más he confiado:
los conejos y las polillas,
las nubes harapientas del verano,
mi sombra que solía hablarme en voz baja.

Me despido de las Virtudes y de las Gracias del planeta:
Los fracasados, las cajas de música,
los murciélagos que al atardecer se deshojan
de los bosques de casas de madera.

Me despido de los amigos silenciosos
a los que sólo les importa saber
dónde se puede beber algo de vino,
y para los cuales todos los días
no son sino un pretexto
para entonar canciones pasadas de moda.

Me despido de una muchacha
que sin preguntarme si la amaba o no la amaba
caminó conmigo y se acostó conmigo
cualquiera tarde de esas que se llenan
de humaredas de hojas quemándose en las acequias.

Me despido de una muchacha
cuyo rostro suelo ver en sueños
iluminado por la triste mirada
de trenes que parten bajo la lluvia.

Me despido de la memoria
y me despido de la nostalgia
-la sal y el agua
de mis días sin objeto -

y me despido de estos poemas:
palabras, palabras -un poco de aire
movido por los labios- palabras
para ocultar quizás lo único verdadero:
que respiramos y dejamos de respirar.

febrero 16, 2006

No soy machista. Me carga la estupidez, que no es lo mesmo.

Yapoh, con esto me enojo. A raíz de leer a the drumer y visitar a una amiga media gila que tengo, pero de puro insegura, me acordé de la estupidez humana del machismo. De las mujeres que lo siguen sembrando.

Lamentablemente, son las mujeres las que promueven el machismo. Con gueas súper banales para algunos (y me dicen que soy exagerada), pero yo creo que hilando fino es fácil darse cuenta. Por ejemplo un mail que anda dando vueltas sobre cómo van a cambiar las cosas cuando Bachelet sea Presidente, y gueas así como que el plan Auge va a incluir estiradas y la canción nacional será una de Miguel Bosé y cosas por el estilo. ¿Por qué lo encuentro machista? Aaaaaaah, porque losotras, las lolas, no vivimos en la peluquería y escuchando la FMDos y esperando que nos regalen peluches y que nuestro hombre nos cuide.

Me cuesta explicar la idea (aparte que repoca gente me entiende los post, no cacho porqué) pero me molesta cuando las propias mujeres hablan de ellas mismas como si se preocuparan de ir a la peluquería, el gimnasio, pintarse la cara o las uñas. No es malo, pero hacerlo por el lolo y no por una es como el poto.

Puta la guea difícil de explicar. Les contaré de mi amiga gila pero de pura insegura. Esta loca se compró un depto y trabaja rebien, en una pulenta empresa. Vive con su pololo de toda la vida y lo ha pillado en mil gueas con minas. Y mi amiga gila pero de pura insegura, no le dice na' al pololoconvivientebarsúo, sino que averigua TODOS los datos de las minas y les hace unos escándalos que yo me moriría. Mientras me lo contaba, yo le pregunté si no había pensado que su pololoconvivientebarsúo era el culpable. Y me respondió: si yo cacho que mi posición es machista. ¡Plop! como diría Pepo.

Yo no quiero ser igual a los hombres, ni cagando. No pueden hacer dos cosas a la vez, no pueden hacer el amor toda la noche sin descansar, si demuestran el cariño son tachados de gays y por último me encanta ser mujer. Pero no me encasillen (y me da más rabia que la chucha) cuando me dicen, antes de que yo hable: típicas gueas de mina. Chucha, a mucha honra de ser mujer, pero no igual a nadie. Como todos nomás.

Y eso poh. Las minas que sirven a sus parejas y corren a atenderlo y se compran gueas pa' callao y no le cuentan donde andan y se esfuerzan en una relación porque es lo que se espera en vez de buscar su propia felicidad, o las que se sienten putas cuando salen a gueviar con las amigas y todos los giles que se aprovechan de la inseguridad de esas minas, como mi amiga gila pero de pura insegura, porque les gusta a ellos nomás decir garabatos y tomar pirsen y salir a gueviar.

Váyanse a la chucha.

¿Vieron que me enojo?

Yao.

Mi mamita y yo.


Esta foto la tomó la sita pitufina el sábado en la mañana. Ella es mi madre.
Yo no soy teñía, lo que pasa es que mi papito era rubio.

Gracias por los llamados y preocupaciones por mi resfrío, pero ya estoy
de vuelta en la pega.

Y gracias de nuevo por la compañía de ayer, en ese momento no podía
estar sola. Sobre todo lo otro, ya sabes que mi corazón tiene dueño.

Yao.

febrero 15, 2006

Y nos juimos en el Pitufomóvil...

Les voy a contar nuestra aventura del finde: lopasamoschanchoylosreimoscaleta.
Eso.

Nooooooo, broma.

Los juimos con la sita pitufina, que tiene auto, cerca de las once de la noche, porque la reina tenía que salir de su trabajo que la hace más conciente. En el camino llamé al licenciado para avisarle que llegaba muy tarde y que para otra vez será. (Seguiremos conectados, para que me invites al matrimonio con tu hermana).

Entramos por Valparaíso pa’ que la sita pitufina lo cachara de noche, porque hacía bastante tiempo que no iba. En este punto debo detenerme, porque les haré una confesión: provengo de una familia de millonarios. ¿Qué tiene que ver mi cuna con la historia? Es que somos propietarios de un gran departamento en Con Cón, con una hermosa vista al mar. Asi es que llegamos re tarde porque de Valpo a Con Cón igual es relejos.

Yapoh, los pusimos a dormir en las grandes habitaciones que tenemos en aquél lugar. El sábado amaneció nublado, pero hermoso, y partimos a Valpo a "hacer fotos", como dicen los fotógrafos. Yo cacho que es porque ellos crean arte con las fotos, mientras una dice: "sacar fotos". ¿Es así o no?

Mientras caminábamos por las calles antiguas y hermosas y maravillosas y mágicas de Valparaíso, mirábamos a lo alto pa’ cachar los edificios. En eso estábamos, cuando la reina, tan perpicaz ella, cachó que espaiderman no podría trabajar en el puerto. ¿Han cachado la cantidad de cables que hay?

Con la garganta seca llegamos al mítico J. Cruz. Pitufina pidió la carta y la lola le dijo: aquí vendemos chorrilladas, bebidas, cerveza y vino. No me acuerdo mucho de mucho, pero los reimos llorando, literalmente.

En el supermercado compramos pirsen y bebia y ron y papas fritas y nos fuimos a Con Cón a chupar en nuestra gran terraza. La reina se retiró temprano a sus aposentos y con las risas y el ruido del mar no escuché el teléfono donde el ubicadito del Galo me llamó a las 3 de la madrugada. ¿Crei que es gustok la guea? Ya, estamos en la carpa verde al lado del cerro, chaaaaaaaaaaa…

El domingo conversamos y conversamos y llegó nuestro primo Mikael Brayan Canifrú (uno no escoge a los parientes, pero en fin). A pesar de ser medio agilao, el Mikael sabe de política y conversamos un rato en nuestra gran y majestuosa terraza. Le pedí un ministerio si era Presidente de la República, y me dijo que tenía el perfecto para mí: el Mififa: ministerio de fiestas y farras.

Los juimos retarde, y que lata que no hayan más testigos, porque al lado de pitufina reclamando sus derechos no tengo nada de furiosa. Ocurre que el loquito que cuida los autos en Cochoa sacó del parabrisas el tiquet y estaba escrito a mano la hora de llegada. La sita pitufina lo mandó a la chucha, y llamó al teléfono que sale en los tiquet, un 800 algo debe ser. La guea es que les reclamó porque no era nuestra culpa que el lolo tuviera la impresora mala. Asi que los juimos sin pagar.


Ya poh, esa es la historia del finde.


Casi todo es inventado y la mayoría es verdad.


Sobre mi úrtimo post: pa’ variar no me entendieron. Pero gueno, los que saben leer entre líneas, les agradezco sus palabras.


Yao los beimos.

febrero 14, 2006

Hoy soy miembro del Club de los Corazones Solitarios. (Jorge Teillier).

Tengo miedo. La tarde es gris y la tristeza
del cielo se abre como una boca de muerto.
Tiene mi corazón un llanto de princesa
olvidada en el fondo de un palacio desierto.

No sé si odio más el miedo o la muerte. Y a medida que pasa el tiempo me pongo más a la defensiva y uso como nunca mi cabeza para tomar decisiones en que los sentimientos tienen más que ver.

Amor. A eso me refiero.

Yo paseo con calma, con ojos, con zapatos,
con furia, con olvido,
paso, cruzo oficinas y tiendas de ortopedia,
y patios donde hay ropas colgadas de un alambre:
calzoncillos, toallas y camisas que lloran
lentas lágrimas sucias.

Sipoh, estoy cansada. Estoy cansada de sentir miedo y quedarme quieta porque estoy todo el rato pensando. Es como si bajara una escalera midiendo cada paso. Luego vuelvo a mirar lo que he avanzado y si todo va bien.

Por eso cuando salgo nadie se me acerca. Los jotes me enferman y prefiero estar entre amigas que perdiendo el tiempo con un hombre que será igual a otro. Quiero ganar tiempo con el hombre único para mí. Claro que estoy más grande y los desamores harto me han enseñado. Por eso. Por eso estoy sola y tengo miedo.

Lo que he hecho es tomar todas las decepciones y me hice un escudo. Después la doctora me pegó un coscorrón y caché que tenía que sacar enseñanzas. Y como soy porfiada, no lo hago.

Sorry por el post tan refome, pero estoy con licencia en casa enferma y me pongo a leer poesía y me pongo a pensar y eso. Al principio pensaba escribir sobre los gilesquelecomprantodoal mercadoy seamarganporgueas (Cupido no existe!) pero después lo pensé mejor y decidí hablar sobre el amor.

Tenía mi vida armadita. Trabajo, el estudio en marzo, carrete. Pero ahora se me movió el piso y me quedó la cagá.

En un principio no te vi; no supe
que ibas andando conmigo,
hasta que tus raíces
horadaron mi pecho.


Agradecimientos a Neruda y Teillier por prestarme sus versos.

Eso nomás. Tengo fiebre.